•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La mundialización económica ha suscitado un enorme aumento de la migración internacional agudizando de forma sistemática la discriminación contra nuestros pueblos, a través de políticas públicas excluyentes.

Los pueblos indígenas han demostrado su interés por contribuir a la unidad mediante procesos que armonicen un diálogo intercultural sin excepciones, a fin de hacer factible la convivencia pacífica entre culturas en términos justos y equitativos. La interculturalidad permite crear nuevos mecanismos, formas e instrumentos de relación entre pueblos indígenas y Estados; una relación cimentada en el diálogo y la consulta permanente, para convertirlos en algo profundamente democrático, incluyente y tolerante.

El proceso de creación de este nuevo marco de relaciones entre culturas debe ser un punto común en la agenda de todos: mujeres y hombres, indígenas y no indígenas, pueblos y gobiernos, sociedades y Estados, porque es necesario cuando se habla de paz trabajar por la humanización de las relaciones entre los pueblos.

El futuro de los pueblos indígenas depende de su plena participación en los espacios políticos, sociales, económicos y culturales. En este sentido, durante el desarrollo de los foros sobre Gobernabilidad Intercultural que impulsa la Coordinadora de los Pueblos Indígenas de Chorotega, demandan las mismas oportunidades para garantizar el pleno desarrollo de sus culturas, y contribuir activamente en la construcción de una verdadera nación, cuyas características sean pluriétnicas, multiculturales y plurilingües.

Estos importantes eventos que se realizaron en los pueblos indígenas que forman parte de la Coordinadora Chorotega: Totogalpa, Mozonte, San Lucas y Cusmapa, los líderes y dirigentes hicieron escuchar su voz ante los gobernantes municipales, en el sentido de que las políticas públicas deben de responder a los principios y estándares internacionales de protección a los derechos humanos, desde el convenio 169, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, sobre los derechos de los pueblos indígenas.

Exigieron una relación equitativa y respetuosa entre el Gobierno Municipal y el Gobierno Comunitario, para acabar con la discriminación, la manipulación y la exclusión. Por otro lado, crear una Red de Municipios Indígenas que articule el diálogo con las entidades del Estado, la Coordinadora Chorotega y los Pueblos Indígenas del Pacífico, Centro y Norte de Nicaragua, haciendo incidencia conjunta en la Asamblea Nacional hasta lograr la aprobación de la Ley de Autonomía.

Algo que quedó claro durante los foros es que los pueblos indígenas no se delimitan por fronteras políticas sino por su hábitat tradicional, es decir su territorio, un espacio significativo para la reproducción de una cultura milenaria.

En el nuevo milenio, las condiciones económicas y sociales que viven los pueblos indígenas son indignantes, ofenden la conciencia humana y sólo mejorarán si se parte de nuevas relaciones que tengan como principio: la justicia, la equidad, el desarrollo colectivo de los pueblos y la democratización de las estructuras y relaciones sociales que permitan la participación plena en la determinación del destino de los pueblos indígenas, lo cual constituyó una de las principales aspiraciones y demandas de los participantes en los foros..

Los pueblos indígenas exigen su derecho inalienable a la plena representatividad política, sin intermediarios ni condicionamientos de ningún tipo. Por supuesto, sin perder de vista la necesidad de la unidad nacional sobre la base de las relaciones interculturales solidarias, que implican la aceptación y el respeto mutuos entre las distintas culturas que se practican en el planeta Tierra.

En este contexto estaríamos contribuyendo al establecimiento de un territorio saludable, capaz, sostenible que permita la conservación de la biodiversidad natural, contribuyendo en la construcción de un gobierno intercultural, superando prejuicios e inequidades que han hecho que los pueblos indígenas vivan de espaldas y sin mirarse con otros estamentos sociales a lo largo de estos 520 años.

 

* Periodista