•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A Berman, con cariño

 

Está más que comprobado que literatura puede dejar un profundo testimonio del espíritu humano, caso particular, la poesía que Berman Bans nos presenta en su primer poemario “Bitácora de un naufragio” contiene esa expresión híbrida entre el pensamiento puro y el arte. Es el testimonio—poético— de un hombre que se ve zambullido en una doble catástrofe: ser partícipe de la realidad de un país como Nicaragua y, por otro lado e inherentemente, su crisis personal que lo lleva urgentemente a plantearse qué es y hacia dónde va.

Es así que mediante la vieja analogía entre el marinero y la vida, compila la poesía que es fruto de esa búsqueda del sentido de su vida y nos entrega un poemario apretado de vivencias, pensamientos y negaciones personales. Como toda poesía, la suya es palabra en el tiempo y se inscribe, a pesar de que él ha dicho que son poemas escritos en su adolescencia, en un tiempo que parece seguir siendo el de hoy. Quizá porque la crisis que sacude a Nicaragua sigue siendo la misma. A lo mejor es algo de lo que la literatura nicaragüense jamás podrá escapar: esa realidad muy bien conocida por todos nosotros.

El poemario está dividido en cinco partes. En la primer parte me llama la atención el poema “La vuelta”, donde el joven poeta califica como “desnuda”, “pobre” y “hambrienta” la llegada de la poesía a su vida. Es como si la poesía aunadamente a su realidad intensificara su dolor y, a la vez, lo aliviara. Amo el apartado intitulado “La pétite mort” que contiene una dosis justa de erotismo.

Muy al estilo dariano, Berman Bans sabe rendir homenaje a aquellos autores que lo han influenciado, de ahí que los nombres de Mallarmé, Fernando Pessoa o Jorge Luis Borges, estén plasmados en sus poemas. Y las alusiones no sólo se reducen a las literarias, el poema “Efemérides” dedicado a Janis Joplin podía dar pistas de lo que era el autor cuando escribió la obra. Y así cada apartado de la obra va develando como el diario de un viajero todo su peregrinaje, transiciones y maduración.

Advierto en la forma de sus poemas influencia de la vanguardia española con el ultraísmo. Los poemas son como dibujos serpenteantes y concatenados, unas veces como escalera, otras veces, las palabras se dejan caer como lluvia, de gota a gota, hasta terminar, a fin de conseguir ese efecto visual (tipografía) que refuerza el fondo.

Podría señalar que como temas fundamentales de este poemario están aquellos que responden a las exigencias de una sociedad que los necesita: el amor; la patria: su paisaje y su historia, la religiosidad presente en la retórica poética de Bans y la mujer como tema erótico (un tópico modernista) están presentes. Evoca genuinamente todas sus influencias y la tradición poética.

Lo anecdótico aparece difuminado tras la añoranza de una Managua que crece vertiginosamente a orillas de un enorme lago contaminado. No es sólo el naufragio de Berman, es el naufragio de toda una nación. Este es, a mi juicio, el elemento metafórico primordial de su poemario.

 

www.ruizwaldir.blogspot.com