•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los resultados de las elecciones parlamentarias en Ucrania confirman que el Partido de las Regiones, del presidente Víktor Yanukóvich, y sus tradicionales aliados comunistas, formarán de nuevo el próximo Gobierno de la ex república soviética. La votación, criticada por la OSCE como un paso atrás de la democracia por el abuso gubernamental de los medios a su alcance, reforzará el poder autoritario de Yanukóvich con vistas a su reelección en 2015. Nada que pueda sorprender demasiado a los ucranios, convencidos anticipadamente de la escasa limpieza del proceso.

El resultado no supondrá cambios significativos en Ucrania, más allá de la incorporación al Parlamento de una formación de extrema derecha (Libertad) y del bloque liberal del campeón de boxeo Vitali Klitschko. Pese a la complicada ley electoral aprobada el año pasado para favorecer al partido gobernante, es prácticamente imposible que el Partido de las Regiones y sus aliados controlen los dos tercios de la Rada que permitirían a Yanukóvich cambiar la Constitución.

Desde su llegada al poder en 2010, tras derrotar a la ex primera ministra Yulia Timoshenko, condenada a siete años de cárcel tras un proceso que Occidente considera un ajuste de cuentas, Yanukóvich dirige Ucrania con una mezcla perversa de amiguismo y autoritarismo que ha fomentado la corrupción, enriquecido a sus más próximos y acentuado la desilusión popular.

 

* Editorial El País