León Núñez
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Me acabo de enterar del nacimiento de un Grupo de Notables integrado por el Cardenal Obando, el Poeta Pablo Antonio Cuadra, Don Carlos Mántica, Lino Hernández etc.

Esta noticia no fue para mí nada nuevo porque desde que tengo uso de razón siempre he oído hablar de estos Grupos de Notables, que, a veces se les ha denominado Junta de Notables, Comisión de Notables, etc., pero que ahora, para variar, a este nuevo Grupo de Notables que encabeza el Cardenal Obando, se le ha bautizado con el nombre de Corte Cívica.

Lo que para mí fue noticia, y por cierto, muy novedosa, fue lo que me comentó el Poeta Rothschuh Tablada: que en Juigalpa se estaba iniciando un movimiento de Notables; que a él lo habían invitado a formar parte, pero que lo estaba pensando. Después supe que en Acoyapa habían algunas personas interesadas en organizar a los Notables. Es más, me enteré que también en La Gateada, Muelle de los Bueyes y Cara de Mono, etc., estaban queriendo institucionalizar reuniones de Notables.

La noticia chontaleña reviste extraordinaria novedad porque históricamente los Notables solamente aparecían en Managua. Aunque algunos fueran de Granada, León, etc., la Junta de Notables, el Grupo de Notables... siempre se organizaba en Managua. Los Notables se proyectaban nacionalmente, pero desde Managua. Ahora resulta que el movimiento de Notables se está provincianizando, municipalizándose y comarcalizándose, lo cual evidenciará nuestras diferencias geográficas, pues no es lo mismo ser Notable de Managua que ser Notable de Acoyapa, así como no es lo mismo ser Notable de Granada que ser Notable de Cara de Mono.

Hasta la fecha no me he dado cuenta de alguna contribución que hayan hecho los Grupos de Notables a la historia de Nicaragua. Pero con la dimensión nacional que está tomando este movimiento, los frutos no se harán esperar. Yo creo que el Grupo de Notables de Managua -que se llama ahora Corte Cívica- debía tomar la iniciativa de organizar el Primer Congreso Nicaragüense de Notables del que debe salir --entre otras cosas-- una definición de Notable, pues he sabido que existen tesis dispares sobre este concepto.

Yo pienso que es necesario armonizar los diferentes criterios existentes, señalando los requisitos que deben concurrir en una persona para ser considerada Notable. Conociéndose los requisitos, todos podemos llegar a saber si somos Notables o No-Notables. Y si en ese Congreso se llegara a establecer una clasificación de los Notables, el concepto cobraría mayor claridad, y así podríamos averiguar en el recién formado Grupo de Notables quiénes se notan más y quienes se notan menos, así como quiénes se notan mucho y quiénes se notan poco.

Aunque mi persona se nota poquito, o mejor dicho, casi ni se nota, debo confesar que me gustaría ser Notable. Pero mientras no se defina, ni siquiera me gustaría ser Notable de Cara de Mono para no correr el riesgo de ser considerado un Notable igualado. Prefiero esperar las conclusiones y recomendaciones del Congreso para analizar mis posibilidades de Notable.