• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Los raizales son una etnia anglo africana tradicionalmente asentada en archipiélago de San Andrés, Providencia y San Catalina, con lengua, cultura, historia y ancestros propios. Los raizales son personas nacidas y criadas en las islas y que poseen una historia, un legado cultural, nutrido por tres vertientes: inglesa, española y africana, con una riqueza cultural que se expresa a través de la lengua creole y una cosmovisión diferente.

Los fuertes lazos históricos, familiares (Hooker, Howard, Bent, Forbes, Bowie, Pomier, entre otros) y culturales entre habitantes de la zona costera e insular de Nicaragua, con habitantes raizales del archipiélago de San Andrés, se fueron distanciando con el Tratado Bárcenas Meneses-Esguerra o Tratado de 1928.

Teniendo como premisa que existen unos lazos familiares y culturales entre habitantes de la zona costera e insular de la República de Nicaragua con habitantes raizales del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, fue muy acertada la decisión del Presidente de Nicaragua de permitir que los habitantes de las islas sigan realizando sus actividades pesqueras artesanales, ya que ninguna persona a la cual se le reconozca la situación de parentesco o la condición de raizal o residente de las regiones autónomas, se le podrá considerar como invasor.

Es necesario establecer lineamientos sobre los permisos de pesca que “hasta antes del fallo de la Corte eran otorgados por Colombia, ahora los dará Nicaragua”.

Asimismo, es necesario instalar a lo inmediato una delegación consular de Nicaragua en el archipiélago y de Colombia en la costa Caribe nicaragüense, para reanudar las relaciones históricas, comerciales, sociales, personales y familiares entre los pueblos indígenas, afro descendientes y mestizos de la Costa Caribe de Nicaragua y los hermanos raizales de San Andrés.

Estos lineamientos deberán respetar la idiosincrasia de las comunidades indígenas y afrodescendientes de la República de Nicaragua y de la comunidad raizal, es decir, que para el caso de Nicaragua el Gobierno debe coordinar con los Consejos Regionales las actividades comerciales, sociales y personales, así como las futuras exploraciones y explotación de hidrocarburos en la zona.

Para lograr una coordinación efectiva, será necesario que se formen comités de trabajo permanentes entre representantes del Gobierno Comunal Auténtico Raizal, los gobiernos regionales y el estado de Nicaragua, en las diferentes áreas, con el propósito de definir las políticas de uso y de convivencia social entre sus habitantes y la creación de un modelo de desarrollo coordinado que integre a todas las islas y cayos en el Mar Caribe. El trato a los pescadores raizales debe ser igual al que se le da a los pobladores de la Costa Caribe, los que deberán cumplir con las normativas nicaragüenses para realizar sus faenas pesqueras.

Con el fallo de la corte Internacional de Justicia, Nicaragua no solo ganó –como dicen los medios de comunicación de ambos países– una enorme bodega llena de recursos marinos, hidrocarburos y recursos minerales, sino también la oportunidad de restablecer las relaciones históricas, culturales, comerciales y familiares entre los pueblos indígenas y afro descendientes del Caribe.

El fallo de la CIJ ha hundido el muro que separaba a estos pueblos hermanos y el restablecimiento de estos vínculos es posible, si Colombia se sobrepone al susto inicial y acata el fallo.

«Demandemos de hecho lo que es nuestro por derecho».

* Miembro del Movimiento Jóvenes Estableciendo Nuevos Horizontes.