• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

“El Señor apareció entre ellos en el día sobre una columna de nubes para guiarlos en su camino”. La frase tiene origen en el libro del Éxodo (13:21).

Operación Columna de Nube o Pilar Defensivo, es la acción iniciada por las fuerzas armadas israelíes el 14 de noviembre de 2012, contra las instalaciones administrativas y militares del Hamas en la franja de Gaza.

El asesinato de su líder militar Ahmed Jaabari, fue articulado como pretexto para bombardear los nuevos misiles adquiridos por Hamas. La operación se tornó una trampa donde el objetivo era destruir su armamento.

La guerra ha puesto a prueba la defensa antiaérea israelí, invirtiendo cientos de millones de dólares en la creación del “Domo de Acero”, un sistema capaz de interceptar los cohetes y misiles provenientes de Gaza o del sur del Líbano.

El obstinado bombardeo de la aviación israelí, convirtió este ataque en una agresión de gran envergadura. Su Estado Mayor, ordenó la movilización pese al peligro de desorganización que ello implica para la economía. Israel dispone de capacidad necesaria para lanzar una invasión terrestre contra la franja de Gaza, situación que plantea muchas interrogantes.

Tel Aviv, toma iniciativa en momentos que Washington atraviesa un periodo de parcial vacío de poder, a la espera de nombrar los nuevos Secretarios de Estado y de Defensa. En todo caso, los funcionarios salientes no están en posición de adoptar decisiones relevantes, y sus eventuales sucesores aún no han sido designados.

Hace 4 años, Tel Aviv, bajo el gobierno de Ehud Olmert, fracasó con una iniciativa similar: la operación Plomo Fundido, aprovechando el periodo de transición entre las administraciones de Bush Jr. y Obama, lo cual resultó fatal.

Se avecinan las elecciones legislativas israelíes y se comenta que Benjamin Netanyahu y Avigdor Lieberman, persiguen consolidar su férrea imagen. Emprenden una nueva agresión sin imaginar su posible resultado. Seguramente, la campaña de Netanyahu para las elecciones del próximo enero dio inició cuando ordenó el asesinato de Jaabari.

Así, el bombardeo a Gaza se transforma en el proyecto de reelección de Netanyahu: si los israelíes quieren seguridad, ya saben por quién votar. Tras el reciente cese del fuego, la preocupación de Netanyahu fue evidente. Israel trata de debilitar a la resistencia palestina destruyendo su infraestructura en la franja de Gaza, como lo acostumbra periódicamente.

Extenuar a Hamas beneficiaria automáticamente a Al-Fatah, en Cisjordania, movimiento que no desaprovechará la oportunidad para avanzar en su demanda a favor del reconocimiento de un Estado palestino en la ONU.

La nueva agresión del Estado de Israel contra la franja de Gaza, puede dar paso a un viejo plan sionista: la transformación del reino de Jordania en un Estado palestino, el traslado de la población de Gaza (quizás incluso la de Cisjordania) al actual territorio de Jordania y la anexión de territorios que abandonaría la población palestina.

La operación militar israelí, apuntaría exclusivamente contra los oponentes al miembro jordano más conocido de la Hermandad Musulmana Khaled Mechaal, ex jefe de la rama política del Hamas, quien sería el primer gobernante del Estado palestino creado en Jordania.

Controlan la nueva Coalición Nacional Siria y ambicionan gobernar Jordania, con el rey Abdala II o sin él, quien vivió exiliado en Damasco desde el año 2001 hasta 2012, bajo la protección del Estado sirio.

La guerra contra Siria está ahogando la economía de Jordania, el reino hachemita se ha endeudado rápidamente. El gobierno israelí impide el libre comercio de la zona bloqueada, empobreciendo a las personas y engendrando marginados, las autoridades de Israel responden con más violencia avivando una alarmante escalada de odio, cuyo potencial destructivo va in crescendo.

Obama optó por retomar el acuerdo inicial de Ginebra, quien acepta que Rusia se reinstale en el Medio Oriente y espera atenuar la carga que la seguridad de Israel representa actualmente para Estados Unidos.

La retirada estadounidense del Medio Oriente, persistiría permitiendo a Washington recobrar un margen de maniobra. Ante tal perspectiva, los partidarios del expansionismo israelí, tienen que actuar en Gaza, y quizá en Jordania antes del despliegue ruso.

Una vez más en la historia, a la sombra de una frase que evoca la intersección del poder divino, se gesta una acción bélica orientada a consolidar posiciones de poder en el plano mundano.

* Diplomático, jurista, y politólogo