• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

De acuerdo al doctor Edgardo Buitrago (q.e.p.d), las fiestas de la Inmaculada Concepción se celebraban antiguamente en la Iglesia Blasona de Avila, España, desde que el Rey Godo Sisenando ordenara en el año 663 DC que se celebrara esta fiesta en toda España. En Nicaragua, las Purísimas son iniciadas y desarrolladas por orden de los misioneros Frailes Franciscanos desde el siglo XVII, con las romerías en El Viejo y las Purísimas propiamente en el siglo XVIII.

Hace más de 400 años llegó al villorrio de El Viejo la imagen de La Purísima Concepción de María, hoy Patrona de Nicaragua. Fue en 1562 que don Lorenzo de Cepeda y Ahumada, hermano de Santa Teresa de Jesús, llegó al Puerto de la Posesión, hoy El Realejo con una imagen de la Virgen de la Concepción. De El Realejo pasó a Chamulpa, hoy El Viejo, buscando la protección de los Frailes Franciscanos.

Los habitantes de El Viejo, indios y mestizos, fueron atraídos por la belleza de la imagen, y llegaban a la Parroquia a admirar a la “Niña Blanca”. Pero don Lorenzo tenía que partir y a pesar de las protestas y ruegos, empacó su bella imagen y se fue a El Realejo para embarcarse rumbo a Perú.

Cuando el barco se hizo a la mar, vino una tormenta y el velero tuvo que regresar al puerto. De nuevo don Lorenzo se fue a El Viejo, cargando la sagrada estatua. Parece que este hecho se repitió una vez más y el pueblo entero se volcó fervoroso a venerar a la Virgen; mestizos, indígenas y españoles interpretaron que “la Virgen no quiere irse de El Viejo, quiere quedarse”.

El pueblo entero ejerció una gran presión en don Lorenzo y este como fervoroso hijo de María, cedió a “los deseos de la Virgen”; donó la imagen al pueblo de El Viejo y partió hacia Perú, aunque según otras versiones murió en El Viejo y allí se encuentra enterrado. La devoción a la Inmaculada Concepción creció enormemente y hoy es venerada en un bellísimo altar de madera, oro y plata donado por sus devotos.

Según leyendas granadinas, la imagen de la Virgen de la Concepción de María llegó a las costas de Granada hace 280 años. De acuerdo a José Joaquín Cuadra la imagen llegó en una caja de madera, flotando de manera milagrosa entre las olas del Cocibolca en 1721 y desde entonces se celebra La Purísima en Granada.

Según historiadores nicaragüenses la celebración de “La Gritería” se inició en 1857 en la ciudad de León. Nació en el llamado barrio San Felipe.

La fiesta de La Purísima Inmaculada Concepción de El Viejo, Patrona de Nicaragua, es celebrada con gran solemnidad, iniciando un novenario el 28 de noviembre a las 6:00 p.m., misas a las 6:00 a.m. y rezo del Santo Rosario. Las novenas concluyen el 6 de diciembre.

El 6 es el día de la “Lavada de la Plata”, a las 9:00 a.m. es la misa celebrada por el Obispo de la diócesis. A continuación la Virgen es bajada de su camarín entre vitoreo de su pueblo, que hace fila para lavar los adornos de plata, venerarla y pagar sus promesas por favores recibidos.

Los invito a la Lavada de La Plata. Vale la pena. ¡QUIÉN CAUSA TANTA ALEGRÍA: LA CONCEPCIÓN DE MARÍA!

* Abogado y Notario.

gareas@cablenet.com.ni