•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Para los brujos de Diriomo este año es propicio para hacer vaticinios fatales. Para comenzar, lleva el número 13. Por decreto, que es la manera de mandar de hoy, DOS debería ordenar al congreso que este año sea el 2014 y no el 2013.

Perpectivas: para los agricultores se anuncia la presencia severa del fenómeno del Niño, si no tenemos riego, nos pueden llover calamidades por las sequías que trae ese fenómeno. No nos va a quedar más remedio que regar nuestra siembra y a los que no tenemos riego, regarlas con nuestras lágrimas.

Analicemos nuestras exportaciones a los USA: le vendemos el 28% de nuestras exportaciones totales y de esas un 19% son de café oro: 519 millones de dólares. ¿Te fijás?, tenía que caer en 2013 el azote de la Roya. ¿Cuánto vamos a dejar de producir? Eso ni el MAGFOR se atreve a pronosticar.

Cuando no se invierte lo suficiente en experimentación nos exponemos a que nos pase lo que está sucediendo con la Roya. Las enfermedades se controlan preventivamente, cuando se presentan como está sucediendo actualmente no las apagamos ni llamando a los Bomberos. Definitivamente, con los estragos que le están anunciando lo que nos queda son medidas extremas de renovación y resepada del café con el consecuente aumento de los gastos de una baja sustancial de la cosecha.

Ojalá no vaya a producirse un nuevo GUACHANAZO (¿se acuerdan de Guachan González?) de los años ochenta del siglo pasado que arrasó con los arboles forestales de los cafetaleros de Carazo, con el afán de controlar la Roya. La otra plaga, la de los Nueve, también hizo su aparición en esa década. Dichosamente nos salvamos por doña Violeta. En este nuevo ataque de la Roya, ¿quién podrá salvarnos? ¡Yo! DOS: El chapulín Rojinegro ¡Hay mamita! diría Bienvenido, el de los chistes de la TV.

sanenriquepadilla@hotmail.com