•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El coraje de vivir no puede cambiar nada, no puede cambiar el mundo. No sazona el odio ni detiene a la muerte. No es una verdad fundada para dar el golpe y saltar a otra vida, de esas que no vale la pena vivir.

El coraje de vivir es un enredo con dudas. La posibilidad de contar, lo que la náusea permite en el hastío, en el vómito de la desesperación. Sobre el incendio de la mujer que amo.

El coraje de vivir, sin gloria y sin héroes de sueños perdidos. Con la imprudencia del pájaro de mirada lúcida; con una sonrisa en la boca, que respira en la nada.

El coraje de vivir, que no se parece a la abuela desalmada de Gabriel García Márquez. Que no se asimila en la lengua ciega de Jorge Luis Borges. Abro los ojos en la poesía de la belleza, y en el estilo sugerente de José Lezama Lima.

El coraje de vivir, dominando la contradicción del hambre en la rosa feliz. El coraje de vivir, porque el amor es insuficiente. El coraje de vivir para seguir pensando, y no dejar que el ocio sea más eficaz. El corazón de vivir en una pasión frustrada.

 

* Poeta y periodista