•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El recién pasado 13 de enero del año en curso, recordamos con agrado el cumpleaños de nuestra querida Beata Sor María Romero, nacida un día 13 de enero 1902, en Granada Sor María es la primera nicaragüense y centroamericana que ha alcanzado la beatificación, se encuentra en la antesala de la canonización.

Fue bautizada el 20 de enero de 1902 en la Iglesia La Merced de su ciudad natal confirmada por S.E. Monseñor Pereira y Castellón. Años más tarde comienza sus estudios de primaria en el Colegio María Auxiliadora, Congregación Salesiana que este año cumple cien años en Nicaragua. Aprende: piano, violín, pintura y dibujo. En 1921 decide ser religiosa, toma los hábitos en Nicaragua, viaja al Salvador al noviciado. En 1931 la Congregación la envía a Costa Rica como asistente de novicias, profesora de canto, piano y mecanografía. Este escrito es apenas un esbozo de su cronología, difícil de transcribir por la cantidad de obras realizadas en aquel país, su vocación: ayudar a los desposeídos.

Desde 1937 se dedica en cuerpo y alma a las necesidades de los pobres, los domingos alimenta y viste de tres a cinco mil personas, construye un edificio para escuelas de costura, cocina, mecanografía, manualidades, salón de belleza. Instala consultorios médicos, laboratorios, la famosa capilla a María Auxiliadora. Alfabetiza, enseña oficios, valores cristianos, construye viviendas. Sus ojos ven en las caras de los necesitados la misma cara de Jesucristo. Su obra trasciende hacia otros aspectos: recoge a muchachas de la calle, para su reformación sicológica. Funda huertos familiares en su lucha para tratar de disminuir la pobreza costarricense de aquellos años. Con la convicción que otorga la fe, obtiene un agua milagrosa que llama Agua de la Virgen “semejante a la de Lourdes”, ruega a María Auxiliadora diciendo: “los pobres no pueden viajar a Francia”. Existen importantes testimonios de curaciones con el agua que brota de cañerías en La Casa de la Virgen, San José. Casa Natal, Granada y aun en la casa donde murió en Las Peñitas.

Siguiendo sus huellas en nuestro país se han edificado distintos centros educativos que llevan su nombre en Managua, Granada, Estelí. La devoción por Sor María Romero ha aumentado considerablemente, sobre todo después de la inauguración de su Casa Natal y beatificación en el 2002.

Debido a largas décadas residiendo por obediencia en Costa Rica, la mayoría de los nicaragüenses desconoce la dimensión de esta heroica nicaragüense que sus compatriotas visitaban asiduamente en busca de milagros, consejos, consuelo. Sor María tenía dones sobrenaturales: profecía, levitación, ubicuidad, curación. Se ha descubierto que su extraordinario legado vigente aun gracias a la sociedad costarricense, ahora favorece en un 90% a inmigrantes nicaragüenses, los más pobres de aquel país. Mis respetos a la eficiencia y tenacidad de las personas encargadas del proceso de canonización que Nicaragua no llego a realizar.

Sor María Romero es sin duda nuestro máximo orgullo. Es necesario que conozcamos a fondo su vida, obra y milagros. Un grupo de laicos estamos organizando un documental DVD sin fines de lucro, se filmara en Nicaragua y Costa Rica con la ayuda de generosos donantes, que deseen contribuir a su realización. Es hora de tomar conciencia de la bendición y orgullo que representa para nuestro país tener una futura santa nacida en esta tierra.

 

* Escritora nicaragüense.