•  |
  •  |
  • END

Alejandro José Gallard Prio
Septiembre es el mes de Centroamérica unida, el sueño de nuestro Salvador Mendieta, y es por lo tanto, un tema importante, especialmente por ser tan afines y al mismo tiempo, estar tan distantes.

Si repasamos uno por uno a nuestros países hermanos, ese soñado y ansiado, Estados Unidos de Centroamérica, veremos lo crucial que es el tomar en serio la Unión Política, Económica y Ciudadana de nuestras Repúblicas, que hasta el momento es algo que venimos probando a medias, aun a sabiendas que organismos como el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCEI), la Secretaría de Integración Económica (Sieca) y el Sistema de Integración Centroamericano (SICA), donde se encuentra la Secretaría de Integración Turística Centroamericana (Sitca), dentro de las cuales están los esfuerzos económicos de la región, han resultado una realidad y un éxito de desarrollo económico. Desgraciadamente no podemos decir lo mismo del Parlamento Centroamericano, ni de la Corte Centroamericana de Justicia. Por ahora visitemos Centroamérica:
T BELICE: es un atractivo turístico a nivel mundial. En cuanto a su desarrollo agrícola y pecuario, son los salvadoreños los que más se han acercado con sus inversiones. Uno de los problemas para un mayor acercamiento con el resto de Centroamérica es su lengua oficial (inglés) y su historia de afinidad con las islas del Caribe “CARICOM”, que pertenecen al “Commonwealth” del Imperio Británico, que en sí les ha garantizado una democracia progresista y una estabilidad para atraer inversiones y turismo, no del resto de Centroamérica, ya que el costo de los pasajes y carga son prohibitivos.

T GUATEMALA/GOATHEMALA: en lengua maya-tolteca quiere decir tierra de los árboles. Amistosamente se le llama Capitanía General, ya que sin duda continúa con su señorío, La República de Guatemala. Tiene una ubicación muy especial, por ser el centro geográfico del Continente Americano. Sus ciudades coloniales están bien cuidadas y gozan de clima privilegiado, rodeadas de verdes montañas y lagos, cuyo conjunto ha sido convertido en su mayor atracción turística. La población, mayoritariamente descendiente de los mayas, presenta un colorido de variados trajes de sus grupos regionales, y es en sí, un delicado problema de gobernabilidad, ya que los mestizos y de ascendencia europea han abusado de ellos por generaciones, aunque gracias a su productividad en el campo agrícola y pecuario, se mantiene a Guatemala, junto con el turismo, en un sólido crecimiento económico. Guatemala tiene muchos de sus ciudadanos radicando en los Estados Unidos y Europa, que después de México, significan un alto porcentaje de su flujo de divisas.

T EL SALVADOR: el “País de la Sonrisa”, como le llamó mi amigo Roberto Poma Delgado (q.e.p.d.), ya que no hay kilómetro donde uno no reciba una sonrisa de ese pueblo que aun durante su cruenta guerra, nunca dejó de trabajar y producir.

Su economía es pujante y ha logrado, en pocos años, pasar de las históricas 14 familias a una clase media exitosa. El Salvador no sólo exporta mano de obra a nivel mundial, sino que son los más agresivos inversionistas a nivel centroamericano. La Diáspora salvadoreña ha transformado ciudades, ya que el Gobierno y la Banca les ha ayudado a agilizar sus remesas y a construir su casa y establecer pequeños negocios en sus pueblos nativos. En los últimos años se ha convertido en país receptor de inmigrantes centroamericanos, especialmente nicaragüenses y hondureños.

T HONDURAS: un país de pinares, con mucho territorio sin cultivar. Fue el hogar de la cultura más avanzada de los mayas, siendo las artísticas Ruinas de Copan una de sus atracciones turísticas a nivel mundial, que unidas a las Islas de la Bahía (Roatán, Guanaja y Utila) con sus famosos Caribes Garífuna, arena blanca y arrecifes de coral y, la singular y curiosa arquitectura de su capital, Tegucigalpa y su hermana Comayaguela, le augura un gran porvenir turístico, que sumado a la productividad de su Costa Norte (San Pedro de Sula) le asegura un progreso económico. El afianzamiento de la democracia con gobiernos civiles pluralistas, se ha traducido en confianza y seguridad para los inversionistas, todo lo que sumado a las remesas de su bien cimentada Diáspora en Estados Unidos y Europa, mantiene su crecimiento.

T COSTA RICA: la República rebelde de la Unión Centroamericana, ya que se considera autosuficiente y es celosa de sus conquistas democráticas y culturales. Los “ticos” han logrado en los últimos 40 años cimentar su mayor fuente de divisas en el turismo y zonas libres de alta tecnología, a base de intensa propaganda, que destaca su estabilidad económica a través de su seguridad política, lo que le asegura inversiones a largo plazo. Pero lo paradójico es que su crecimiento se debe en parte a la mano de obra nicaragüense, que se ha integrado con su familia a la cultura cívica costarricense.

T PANAMÁ: la más joven y moderna de nuestras Repúblicas. Su progreso es espectacular y todo se debe a que es un país de inmigrantes, con visión de empresarios, que como ellos dicen, “somos más que un canal”. Panamá es el país del futuro en Centroamérica, ya que se está diversificando y adquiriendo mano de obra productiva, que sumado a su turismo y Centro Bancario Internacional, la coloca en la vanguardia del desarrollo de Centroamérica.

Si sumamos los cinco, más nuestra Nicaragua, nos convenceremos que deberíamos luchar por federarnos, usando como modelo la Unión Europea y los Estados Unidos de América. La Unión Americana es una Federación, donde sus Estados son quizás más independientes que muchos países del mundo y unidos forman una potencia económica mundial. Cualquier Gobernador de un Estado de USA tiene más poder social y económico que el de muchos Presidentes del mundo en desarrollo, bajo el paraguas de una Constitución Federal, que sumadas a las leyes del Congreso y Corte Suprema de Justicia Federal, mantiene el equilibrio en un gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo. Hasta el 30 de septiembre con El Archivo XII.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus