Edmond Barrera Duarte
  •  |
  •  |

Cuando se califica a alguien de utópico decimos que no tiene los pies puestos sobre la tierra y que sus ambiciones se transforman en sueños fuera de la realidad. Sin embargo, cuando esas  ambiciones son para un bien común no dejan de levantar expectativas que en la política se pueden transformar en dividendos electorales, llámese votos u opiniones a favor.

Desde antes de las elecciones se escuchaba hablar de los CEROS que ya se volvieron de moda en el gobierno actual del presidente Daniel Ortega. Se dijo que los apagones iban a ser cero porque la nefasta empresa Española UNIÓN FENOSA tendría que irse del país. No obstante la transnacional sigue como que si no quiebra un plato y más bien el INE la premia con aumentos en la tarifa eléctrica.

Luego se habló en plena campaña del hambre cero lo que ya en el gobierno del FSLN se tradujo en un programa especial para combatir el hambre y la pobreza llamado HAMBRE CERO que aunque tiene buenas intenciones y bastantes recursos no es mas que una aguja en un pajar para la cantidad de familias necesitadas en este empobrecido país lo que de seguro no cambiará en nada el hambre que se cierne sobre la mayoría de la población Nicaragüense.

Por otro lado el programa denominado USURA CERO creado el pasado 2 de agosto dirigido especialmente para evitar que  mujeres comerciantes caigan en  las garras de las intermediarias financieras y así mejorar sus ingresos  se ve insuficiente para la cantidad de mujeres que a nivel nacional tienen las mismas necesidades que las de la capital que es donde aparentemente el programa concentra sus acciones con mas de 40 millones de córdobas cifra que se duplicará el próximo año según la primera dama Rosario Murillo.

Se prometió CERO DESEMPLEOS y ahora son miles los nicaragüenses que no tendrán sus gallinas de navidad y nochebuena porque todo sigue igual o peor, pues muchos fueron barridos por la escoba de la Paz y Reconciliación y otros miles luchan por alcanzar un cupo e irse a trabajar a la albañilería  a Costa Rica y que irónicamente el gobierno que prometió empleos ahora los manda a arreglar casa ajena a un país en donde a los Nicas se les considera sospechosos de todo acto irregular.

Si estos ceros se cumplieran creo que seríamos un país desarrollado dentro de pronto y ya nadie tendría que usar candelas en sus casas y los negocios no perderían sus productos. La  vida  sería una maravilla en un país sin usura, sin hambre, sin desempleo y con un nivel de vida mejor que el de los ticos en donde  tendrían que trabajar ellos mismos parea levantar sus cosechas. Pero, desgraciadamente no es así y en muchos países del mundo incluyendo por supuesto al nuestro va a ser difícil cumplir con el objetivo de la FAO de  reducir el hambre a la mitad  para el año 2015 y en su totalidad para el año 2030 que son enunciados reflejados en la Declaración del Milenio por la comunidad internacional.

Cada quien tiene derecho a anhelar grandes cosas y a soñar con lo imposible, lo malo es exagerar con ambiciones que no se ajustan a la realidad creando expectativas que después se vuelven en peligrosas frustraciones en las masas. No estoy poniendo en entredicho las intenciones del presidente, pues solo hablar de poner en cero las cosas malas me parece algo maravilloso, en lo que no estoy de acuerdo es que en vez de hablar de ceros se pueda cambiar esa frase por otras menos exageradas  que podrían ser entre otras: Mitigar el hambre, aminorar la usura, atenuar el desempleo, paliar la crisis de la energía, etc.etc.

Nueva Guinea RAAS.
edbadu62@yahoo.es

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus