•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El próximo 17 de febrero los ecuatorianos acudirán a las urnas para elegir al presidente y vicepresidente, así como a 137 legisladores y cinco diputados al Parlamento Andino. Encuestadoras como Market indican que Correa posee una intención de votos de 49% con más de 30 puntos de ventaja sobre el candidato del segundo lugar. La encuestadora Mexicana ARCOP da un 69% de aprobación a su gestión y Ciees 56%, lo que pronostica una victoria aplastante, otra vez.

Ecuador tiene 14 millones de habitantes, está catalogado como un país mega-diverso, con trece nacionalidades y catorce pueblos indígenas. Antes de que Correa ganara las elecciones en el 2007, la inestabilidad política fue la tónica del devenir en esta nación. Desde 1997 al 2006, en nueve años, Ecuador tuvo al menos ocho jefes de estado. Era una de los países con mayor inequidad en el continente. El 20% de población de más altos ingresos concentraba el 63.4% de los ingresos nacionales y el 20% más pobre de la población percibía solo 2.16% de ellos.

Un pequeño grupo de 10 familias millonarias “dueñas del país” controlaban el 62% de las divisas provenientes de las exportaciones. De éstos sólo el Grupo Noboa mantiene una fortuna de 1.200 millones de dólares equivalente al 5% del PIB; (Álvaro Novoa actualmente va corriendo como candidato por quinta vez y todas las ha perdido), mientras que el 80% de ecuatorianos -según estadísticas de UNICEF-estaba bajo la línea de pobreza crítica y sobrevivían con menos de un dólar diario. La Deuda Externa absorbía el 72% de las exportaciones. Para pagar puntualmente los servicios de la Deuda se destinaban el 48% del presupuesto general del Estado, en contraste sólo el 2.8% para salud y el 3% era para educación.

Correa nació el 6 de abril de 1963 en el seno de una familia de clase media de Guayaquil -es casado y tiene 3 hijos. Estudió en el Colegio San José-La Salle. Es de profesión economista. Habla inglés y francés y domina bastante quichua. Se autodefine como humanista cristiano de izquierda y es seguidor de las ideas políticas de Eloy Alfaro, Bolívar, Sucre, Artigas, Martí, Sandino Morazán y Manuela Sáenz.

En estos años de Revolución Ciudadana, el logro más importante es que el poder político ahora está en manos de las mayorías excluidas que hoy construyen su porvenir. Se recuperaron los recursos del Ecuador. Esto implicó renegociar los contratos petroleros y obligar a pagar los impuestos a quienes siempre evadieron su pago. Fueron redistribuidos los ingresos y se redujo la pobreza (un millón cincuenta mil ecuatorianos dejaron de ser pobres entre diciembre de 2006 y diciembre 2012); hubo un incremento significativo en la cobertura y la calidad de la salud, educación y protección social.

Según el informe “Panorama Social de América Latina 2012”, publicado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Ecuador es el país que más redujo desigualdades en América Latina entre 2007 y 2011 (8 puntos).

Correa tuvo el coraje de denunciar la ilegitimidad de la deuda externa, obteniendo un ahorro de alrededor de 8 mil millones de dólares. Se elaboró la Nueva Constitución con el aporte de las más diversas organizaciones de la sociedad ecuatoriana relegadas por los gobiernos anteriores. Se recuperó la Soberanía Nacional y la Dignidad con la terminación del acuerdo de la base aérea de Manta y la salida de las tropas extranjeras. Estos argumentos son hechos objetivos que hacen que los ecuatorianos voten por la continuidad del Nuevo Poder en Ecuador.

Correa es gran admirador de la historia política de Nicaragua desde la lucha de Sandino y del FSLN, del liderazgo de los Comandantes Daniel Ortega y Tomás Borge. Canta la misa campesina nicaragüense y las canciones revolucionarias. Las relaciones entre ecuador y Nicaragua tienen raíces profundas desde que los Chorotegas tocaron suelo ecuatoriano hace más de dos mil años y el héroe nacional ecuatoriano Eloy Alfaro fue ascendido a grado de General en Nicaragua. En el 2009, el Comandante Ortega decretó que todos los ecuatorianos pueden viajar sin visa a Nicaragua, lo que indica la profundidad de la hermanad entre ambas naciones.

Desde esta Nicaragua bendita y libre nos sumamos a la nueva victoria del Presidente Correa, que seguro será contundente otra vez, para el bienestar y el buen vivir de los ecuatorianos.

 

* Diplomático. / gadiel_arce@hotmail.com

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus