•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los dólares enviados con amor a Nicaragua desde el exterior a ciudadanos nicaragüenses o de otra nacionalidad, deben ser entregados en dólares, y no en ninguna otra moneda. Si alguien enviara córdobas o rupias, pues córdobas y rupias deberán darle las empresas de transporte de dinero, y no la moneda que ellos crean conveniente.

Gilberto Parada, gerente de Western Union, que controla el 40% del mercado de remesas y que cuenta con 392 puntos de atención, dijo que no pretende imponerle nada a los clientes, pero el malestar que se ha regado como pólvora encendida en todo el país, surgió por rótulos de mal gusto colocados en varias sucursales en los que avisaban de manera burda y prepotente a los clientes, que ya no les darían su dinero en dólares sino en córdobas. Varios agentes de Western Union confirmaron que esta firma les envió dicha instrucción mediante correo electrónico. Entonces Parada nos quiere agarrar mal parados. ¿Qué oculta y por qué?

¿Hay alguna otra inconsistencia en las declaraciones del funcionario? Sí, y es relevante. Afirmó que están evaluando estrategias para que a los clientes les rinda más su dinero, lo cual está magnífico, y si fuera así, no necesitarían imponer ninguna medida como lo anunciaron, pues la gente se desbordaría tras los generosos beneficios.

Si ofrecerán tan atractivo y ventajoso tipo de cambio en córdobas por los dólares de los clientes, ¿por qué obligarlos e impedirles que ellos decidan, como corresponde? Esto huele muy mal y se siente a varias cuadras. Por supuesto que si Western Union me ofreciera más de los 24.30 córdobas por dólar que se consigue con los cambistas callejeros, podría aceptar la oferta, pero siempre teniendo la potestad de poder llevarme los dólares de mi propiedad que me envió un pariente al que, por cierto, le costó mucho ganar esa plata.

Un problema es que esos C$24.30 o poco más, no son suficientes para comprar dólares en ningún banco, que venden a C$24.59. ¿Y saben a cómo los compran? a C$24.18. El cambio oficial es C$24.2905, pero el Banco Central de Nicaragua no le vende al ciudadano que se le ocurra llegar a sus ventanillas. Estos son precios del miércoles 20 de febrero y se mueven casi cada día. Mucha gente tiene obligaciones en dólares, y no querría, bajo ningún motivo, que le dieran córdobas.

Dadas, pues, las declaraciones inexactas, contradictorias y ambiguas (para no utilizar términos más categóricos) del señor Parada, y estos numeritos de la suerte, podemos afirmar que a Western Union no le interesa favorecer a los clientes, sino a ellos mismos, por ejemplo, ganando algunos puntos con el tipo de cambio. El año pasado ellos canalizaron más de 400 millones de dólares. Con este mismo monto, ganando 0.06 centavos córdoba por cada dólar, podrían aumentar sus ingresos en casi un millón de dólares a costa de los que reciben remesas. Pero no se conformarán con tan poco.

La reacción de los agentes de Western Union es altamente ilustrativa, porque ellos saben que cuando comiencen a pagar los dólares en córdobas, la gente se irá a otras empresas. Por eso protestaron, incluso algunos dieron la cara, plantearon con claridad el problema. Antes, varios pobladores que vieron los fastidiosos rótulos en las agencias, ya habían comenzado a llamar por teléfono a programas de radio, donde estalló el embrollo.

Western Union debe hacer una parada forzosa en sus planes, si no quiere enfrentarse con una multitud hastiada de ser víctima de injusticias y para la cual las remesas enviadas por sus familiares, son el sustento principal de sus vidas. Parada fue parado en seco. Veremos si aumenta la parada.

 

* Periodista y docente.