•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El próximo 8 de marzo celebramos el Día Internacional de la Mujer, proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1977, hace ya 35 años.

Durante este tiempo, las mujeres han ampliado –al menos en nuestras sociedades- su participación en la vida política, económica, cultural y social, algo por lo que todos deberíamos felicitarnos. Sin embargo, la brecha salarial, las dificultades de incorporación al mercado laboral y el desigual reparto de las cargas familiares son algunas muestras de lo mucho que aún queda por hacer para derribar estructuras de poder esencialmente discriminatorias, cuya manifestación más despreciable es la persistencia de altos índices de violencia intrafamiliar y los feminicidios.

La cooperación española en Nicaragua mantiene un firme compromiso con la igualdad real de hombres y mujeres, en concordancia con los objetivos que en esta materia mantiene el Gobierno de Nicaragua. La existencia de una unidad de género en la Oficina Técnica de Cooperación de nuestra Embajada ha permitido incluir esta perspectiva en los diferentes sectores de trabajo, desde la salud, con el apoyo a la Estrategia Nacional de Salud Sexual y Reproductiva, hasta el Buen Gobierno, apoyando las medidas de mejora de acceso de las mujeres a la Justicia. En este ámbito, ha sido fundamental el Proyecto de Atención Integral a las Víctimas de la Violencia de Género y el apoyo a la implementación de la Ley 779, mediante la creación de las Comisarías de la Mujer y la Niñez.

Pero la lucha contra la discriminación también debe apuntar a las causas profundas que generan contextos de desigualdad, a una mentalidad forjada durante siglos en la que la mujer ha ocupado una posición de subordinación respecto al hombre. Por eso la cultura es una herramienta esencial para propiciar esa otra batalla de fondo, en la que el enemigo es más difuso, pero no menos real.

En este marco, el Centro Cultural de España en Nicaragua viene desarrollando una serie de actividades cuyos objetivos fundamentales son visibilizar la obra de mujeres en el contexto nicaragüense y abrir espacios de reflexión que cuestionen las normas discriminatorias.

Para ello, hemos programado periódicamente muestras de cine en las que se significa el papel de las mujeres creadoras y se abordan algunas de estas problemáticas desde el lenguaje cinematográfico. Así, este mes han podido ver una muestra de cine dirigido por mujeres, Directoras, que se suma a otros ciclos ya realizados en 2012.

En el área de formación escénica, tras el éxito que supuso el año pasado el taller de creación teatral para colectivos de mujeres, el Colectivo Siluetas, desde Guatemala, presentará próximamente en el Centro Cultural la obra de teatro Afuera, una denuncia del machismo y la homofobia imperante en nuestra sociedad. Continuaremos acompañando este proceso con la impartición de talleres a colectivos teatrales nicaragüenses que esperemos culminen en la presentación de nuevas obras sobre temáticas de género.

Por supuesto, seguiremos trabajando en artes visuales, favoreciendo nuevas formas de expresión artística para abordar esta realidad, como ya hicimos con la muestra de videoarte Fábulas problemáticas. De forma inminente, retomaremos en marzo la exposición de mujeres pintoras, organizada por el Instituto Nicaragüense de Cultura Hispánica, que suma ya su tercera edición este año.

En cuanto a la creación de espacios para la reflexión, el Centro Cultural de España va a seguir programando puntual y periódicamente actividades. Así, coordinado por Cecilia Medal, socióloga feminista nicaragüense, nació en 2012 el proyecto Aula propia: espacio de reflexión e intercambio feminista, que reeditamos este año con nuevas sesiones dedicadas al debate y la lectura compartida e incorporando un taller de alfabetización digital, dirigido a hombres y mujeres comprometidos con la igualdad de género.

También queremos acompañar otras iniciativas que se sumen a este compromiso. Por eso, vamos a apoyar en esta edición la Maestría de Perspectivas de Género y Desarrollo de la UCA, la única en Nicaragua que aborda específicamente esta problemática.

Son solo pequeños pasos en este largo camino que aún queda por recorrer, pero a los que esperamos seguir sumando nuevas iniciativas que incidan sobre esta realidad, desde el convencimiento de que la cultura es un elemento fundamental para el desarrollo de los pueblos y el mejor vehículo para crear hombres y mujeres libres e iguales.

 

* Cónsul de la Embajada de España y Encargado de Cultura en Nicaragua