•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El viernes 15 de febrero, el MINED inauguró el portal educativo Nicaragua educa, y en él, el sistema de formación continua de docentes en línea, es decir, un servicio de formación en línea multidisciplinar, flexible y abierto cuyo propósito es brindar una oportunidad de actualización docente en el marco de la sociedad de la información y del conocimiento.

Un gran paso respecto al pasado y uno pequeño pero significativo e innovador de importantes resultados de cara al presente y futuro de nuestra educación.

Todos conocemos que las tecnologías de la información y comunicación TIC, constituyen un eje de creciente importancia para el ejercicio de las políticas públicas y particularmente para la educación en la perspectiva de los aprendizajes debido a su incidencia, flexibilidad y manejo personalizado en el hogar o centro de trabajo.

En nuestro caso, al iniciar la formación y permanente actualización de nuestros maestros y maestras con la modalidad virtual en línea, trascendemos con creces las metodologías utilizadas hasta el presente en nuestro sistema educativo sistemático formal y otorgamos a los maestros muestras de un trato especial acorde con su misión y trabajo.

Sin pretender explicar el método y en el entendido que su aplicación estará acompañada a una capacitación técnica específica para los usuarios de la misma, es provechoso entender las particularidades y beneficios que aporta a la formación de los maestros a través de sus aprendizajes con la ayuda de la tecnología generalizada en el mundo moderno que vivimos.

Tradicionalmente la formación y actualización de nuestros maestros ha sido presencial. La formación en línea hace que el proceso de aprendizaje llegue al maestro en vez de que éste se desplace donde se inicia y desarrolla el proceso de formación y actualización como ha sido costumbre.

De esta forma desaparecen las distancias, el tiempo y lugar lo escoge el maestro, de forma que además de administrar su tiempo de aprendizaje el maestro administra también su concentración, condición tan necesaria en su proceso de aprendizaje personalizado.

Es una nueva forma de aprender, uno consigo mismo, frente a una pantalla que le habla y le señala el camino a seguir como un acompañante, como un amigo.

La formación virtual en línea deja en los maestros junto a su aprendizaje formativo dos enseñanzas altamente significativas para su desempeño como educador y pedagogo.

Al manejar su proceso de aprendizaje y adueñarse reflexivamente de su propia experiencia de aprender se entrena explícitamente para desarrollar su labor de docente y de pedagogo con una nueva visión y acción en su relación con los estudiantes. Desde su experiencia de estudiar y de aprender puede enseñar a estudiar y a aprender a sus estudiantes de manera más expedita, profunda y personal.

Por otra parte la formación en línea hace que el maestro se constituya en pedagogo de sí mismo como sujeto de autoaprendizaje formativo, algo que podrá aplicar con mayor facilidad y éxito en el aula de clase, puesto que su acción respecto al estudiante es ayudar a este a ser sujeto de su aprendizaje formativo.

Se trata pues del proceso de la formación personal del maestro a la vez que aprende a proyectarlo y concretarlo en beneficio de sus estudiantes en el aula de clase siempre en la perspectiva de la calidad.

En fin, el proceso de aprendizaje virtual en línea amplía las fronteras educativas del maestro, pues se convierte en miembro activo de una sociedad moderna y está preparado para participar activamente en ella, adquiriendo otra dimensión en la sociedad del conocimiento.

A quienes están familiarizados con las ventajas de la tecnología, les puede parecer natural e incluso sin mayor relevancia que el MINED inaugure un sistema de formación y actualización del magisterio nacional en línea.

No obstante, creemos que esta decisión supone un gran paso respecto a los métodos de formación del pasado y un pequeño paso aunque estratégico e innovador para el presente y futuro de la formación y actualización de nuestros maestros y maestras.

Siempre resulta agradable constatar que toda innovación para mejorar los distintos factores que en el sistema educativo confluyen en el proceso de enseñanza – aprendizaje, se traduce en calidad de la educación, activo insustituible para el desarrollo del país.

 

* PHD, IDEUCA