•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Nicaragua tiene un potencial turístico envidiable y es el momento de mejorar para generar mayor empleo y divisas. He aquí algunas ideas que redundarían a la larga en una mayor atracción turística que beneficiaría a muchos conciudadanos. Para lograr metas, los especialistas en el tema deben tener los planes pertinentes para el desarrollo del turismo, sin descuidar lo más importante en la industria de la hospitalidad, es decir, la atención al cliente y la seguridad.

Nicaragua ha mejorado su posición en cuanto a su selección como destino turístico, pero se necesita mayor inversión en la promoción, infraestructura y sobretodo capacitación constante de las personas que atienden a los extranjeros que nos visitan. Asimismo, el tema de la seguridad es de primordial importancia y la misma tiene que garantizarse.

Nicaragua es considerada el país más seguro de Centro América, pero hay que mejorar la seguridad ciudadana, especialmente en la capital. Muchos visitantes llegan y no permanecen en Managua; pronto se dirigen a Granada, San Juan del Sur, Estelí, León, etc. Sobre el tema de la seguridad, hace unos años escribí un artículo sobre los asaltos perpetrados contra turistas o mochileros en Managua, meses después de ese artículo aparecieron los policías turísticos.

A pesar de que Costa Rica y la República Dominicana, respectivamente, tienen menor número de atractivos turísticos naturales, esos nos superan en el flujo de turistas con respecto a Nicaragua. En esos países se han hecho campañas por los medios de comunicación con el fin de dar buen trato y seguridad a los visitantes extranjeros, de tal manera que el turismo se ha convertido en uno de los sectores más dinámicos de sus economías.

Algunos pensarán en malas consecuencias de traer más turistas al país, por ejemplo, mayor contaminación y prostitución de la niñez. Muchos países del mundo promueven el turismo con la implementación de grandes proyectos, donde se siguen estándares internacionales con el cumplimiento a las leyes.

Por otro lado, me he hospedado en algunos hoteles en Nicaragua, donde hay letreros alusivos a la conservación de recursos naturales. Estos anuncios piden al visitante que no desperdicie el agua y que apague el aire acondicionado cuando no esté en la habitación. De igual manera, podría ponerse letreros contra la explotación sexual de la niñez.

Mientras tanto hay muchos extranjeros que no dominan el idioma español, por eso es necesario que se brinde al personal de los hoteles y hostales cursos de inglés. En este sentido, como profesor de inglés y escritor, pienso dar un aporte en los próximos meses.

En fin, exhorto a todos los que tienen que ver con el ecoturismo y la industria de turismo para tomar iniciativas que contribuirán a incrementar el empleo y a proveer un mayor ingreso. Recuerde que los turistas que se llevan más y mejores recuerdos de Nicaragua, son los vasos comunicantes que más promoverán el turismo nacional.

 

* Escritor y docente