•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Parte de la reconfiguración de los contenidos del periodismo digital tiene su relación directa con los titulares, puesto que éstos también tienen sus propias normas para llamar la atención de los webactores.

El primer cambio drástico es que los editores ya no tienen la última palabra sobre cómo titular sino que deben ceñirse al criterio de los motores de búsqueda. Esta ruptura es lo que de cierto modo el especialista en periodismo digital Juan Carlos Camus denomina “Tiene 5 segundos”; texto fundamental en el cual brinda pistas valiosas para que los medios digitales tengan éxito en sus contenidos.

Camus expone que, entre los cambios más complejos en la producción de contenidos en digital, están los titulares, puesto que han hecho repensar a las redacciones tradicionales cómo titular en la web. Para ilustrar este caso, retoma el titular de The New York Times: “This Boring Headline Is Written for Google”, donde explíca que los nuevos criterios para titular en la web no se ciñen a los criterios del periodista sino a los motores de búsqueda de Google.

Este nuevo criterio para titular en la web ha generado polémica, puesto que esta nueva forma de llamar la atención hace que los editores pierdan la hegemonía o creatividad que por muchos años tuvieron para decidir desde su perspectiva cuál era el titular en la tapa del impreso.

Pero Camus señala que el debate acerca de los titulares no ha sido una materia exclusiva del prestigioso diario neoyorquino, sino que es una polémica general en la mayoría de redacciones que se han propuesto migrar a la plataforma on-line pero que se resisten cambiar sus rutinas de trabajo y peor aún: persisten en mantener un paradigma organizacional pensado en la era industrial, cuando en realidad estamos en la tercera ola.

Precisamente para facilitar y agilizar los procesos y cambios en los contenidos, el autor sugiere varias pistas que pueden hacer más exitosos los titulares en la versión digital:

El titular debe ser comprensible sin contexto; las palabras del título deben apoyar el click del usuario; el título debe sostenerse en el tiempo, debe tener un largo adecuado y debe usarse según el estándar. “Se deben crear titulares auto-explicativos, que no requieran de contexto para ser entendidos, que motiven al usuario a hacer click para saber más y cuya extensión permita aparecer sin ser truncados en las páginas de resultados de los buscadores”, afirma Camus.

En similares términos, los trabajos de Morkes y Nielsen hacen valiosos aportes para que el periodismo digital conozca cómo la gente lee las páginas web. Los autores señalan que existe una relación directa entre la escritura y la lectura en la web y por ello se debe seguir al menos las siguientes recomendaciones: ser sucinto, escribir para la comprensión, usar verbos directos, evitar explicaciones negativas, establecer jerarquías de información, preferir los hechos a los discursos, crear subtítulos destacados, destacar palabras significativas, crear listas, ofrecer enlaces hacia otras páginas, preferir botones a los textos y evitar las abreviaciones y la jerga técnica.

A la par de titulares, escritura y lectura, el tema de la inclusión de video y audio están presentes en el periodismo digital como parte del lenguaje y contenido nativo del periodismo on-line. Pese a esta nueva ecuación: texto, imagen, audio y video, resulta crucial preguntarse qué rol juegan el audio y video en el discurso periodístico digital. La primera idea que expone el autor es que “no basta con poner la imagen de dos personas dándose la mano e incluir un texto que indique ‘saludo’; se debe tener en cuenta que la información que allí se provea será escuchada por personas sin visión, por lo que el texto alterno deber ser una descripción de la imagen”.

Los archivos de audio también juegan un rol crucial como parte de la narración digital. La inclusión de este elemento tiene una visión de derecho humano permitiéndoles el acceso a la información a las personas con capacidades diferentes. Así cómo el video facilita información a las personas sin visión, el audio también busca ser un dispositivo pensado para personas con “problemas de audición”, motivo por el cual la función del audio es facilitar transcripciones del contenido audible.

Los contenidos digitales están cambiando la anatomía del periodismo tradicional. Precisamente las pistas que brinda el texto “Tiene 5 segundos” resultan valiosas para hacer un contenido nativo digital que permita cambiar las prácticas en la redacción, pero más importante aún es el mensaje que comparte implícitamente este título: hay que cambiar de paradigma tradicional y apostar a una redacción auténtica digital.

 

* Comunicólogo