•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Deseo hacer una réplica al artículo escrito por el Ing. Pedro Cuadra, publicado en EL NUEVO DIARIO el día lunes 6 de abril, titulado: “Ninguna Biblia es confiable”, donde, escudándose bajo autoría del señor Bart Ehrman, sin especificar exactamente reseña bibliográfica, hace como suya la afirmación de que la Biblia tiene “más” de 300,000 incongruencias.

Para empezar, la palabra incongruencia no existe en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, aunque podríamos aceptar que es equivalente a decir absurdo, contrasentido, inadecuado, etc. Pero no es nunca equivalente a la palabra error.

Más que una simple palabra, miremos el trasfondo del mensaje. Por regla general los ateos toman cualquier teoría o aseveración contra Dios como una verdad absoluta, sin reparar qué tan cierta sea dicha aseveración.

Decir que la Biblia tiene 300,000 incongruencias es una de ellas. Revisemos el entuerto: La Biblia tiene 66 libros, 39 en el Antiguo Testamento y 27 en el Nuevo Testamento. Si dividimos las 300,000 congruencias entre 66, nos da 4,545 incongruencias por libro, como promedio. Es decir que el Génesis, los Salmos, los Hechos, por poner solo tres ejemplos, deberían de tener 4,545 incongruencias, cada uno. Cosa que a simple vista es un absurdo.

Pero afinemos el lápiz de la ciencia. La Biblia tiene 1,189 capítulos en total; si dividimos 300,000 incongruencias entre 1,189 capítulos, nos da 252 incongruencias por capítulo. Cualquier lector de la Biblia sabe que es imposible que un capitulo tenga 252 incongruencias. Es materialmente imposible, por no decir un absurdo completo dicha aseveración, que el Ing. Cuadra Morales toma como una verdad absoluta.

Tal parece que el diploma de ingeniería lo usa solo para decorar la sala de su casa, ya que no usó el rigor científico al publicar dicha aseveración.

Yo acepto que hay algunas incongruencias, pero son mínimas; poner kilos y kilómetros me parece incongruente, ya que el sistema métrico decimal fue introducido hace 222 años. Antiguamente se usaban ciclos para el peso y codos o estadios para las distancias.

También los ateos se regocijan que la Biblia diga que las ballenas son peces y que los murciélagos son aves. Pero se les olvida que el Antiguo Testamento fue escrito hace 3,500 años, cuando no había universidades, ni politécnicos. Pero si la definición hace 3,500 años era que toda criatura que viviera en el Océano era un pez y que toda creatura que volara en el cielo era un ave, está más que correcta dicha clasificación.

En otro artículo publica que la superstición es la base de las religiones. Tal parece que este argumento es la base del ateísmo. Afirmación más alejada de la verdad. Superstición se define como “creencia contra la razón”. A Dios se llega por la Fe, no por la razón. Así que no hay ningún vínculo entre Dios y superstición.

Ejemplos clásicos de superstición popular: creer que ver un gato negro, pasar por debajo de una escalera inclinada, tener un espejo roto en la casa, puede traer mala suerte; son supersticiones, que como vemos nada tienen que ver con las religiones.

Ing. Cuadra Morales: medite mejor las cosas antes de publicarlas.

 

* Ingeniero