•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Managua es la municipalidad que presenta el mayor desafío para la recolección de basura en el país. Los managuas producimos aproximadamente 1500 toneladas de basura diarias, pero los servicios de la municipalidad solo eran capaces de recoger algunas 1100 toneladas en 2012.

Unas 400 toneladas diarias se acumulan a diario, formando parte de un paisaje muy conocido en la ciudad: basura por todos lados, mala calidad de vida, enfermedades, afecciones principalmente para niños y niñas.

A pesar de esto Managua ha dado signos de cambio últimamente. El tufo que traía el viento del lago de Managua se ha ido. Es un pasado de aquel tiempo reciente cuando matábamos la vida del lago con tanta basura. Esto cambió con el inicio de su limpieza y la contribución de importantes proyectos.

Actualmente, el puerto Salvador Allende es un sitio de esparcimiento familiar donde el viento vuelve a traer olor a vida. Managua en la orilla del lago Xolotlán está cambiando con nuevos aires: rehabilitación de parques, centros de diversión infantil, viviendas populares, etc. Poco a poco aparece un nuevo rostro de la ciudad, aunque la basura continúa siendo un problema mayor.

Los ciudadanos que botan basura en cauces y predios vacíos dejan toneladas de putrefacción de todo tipo, imponiéndoseles así un ambiente terrible a las familias que viven en los alrededores. Una realidad que parece ser aún tolerada por ciertas autoridades locales.

Desde las ventanas de los buses, tanto urbanos como interurbanos, vemos salir botellas, papeles y basura de todo tipo sin que nadie haga nada. Nadie se responsabilizaba de las imposiciones abusivas de los que botan basura. Es un problema de toda la sociedad.

En algunas ciudades de Europa y Norteamérica, las municipalidades norman hasta los tipos y colores de las bolsas de basura en las cuales los ciudadanos y las ciudadanas deben depositar sus desechos en lugares determinados, de lo contrario también están expuestos a ser multados. En estas experiencias nadie ha hablado de imposiciones colectivistas, al contrario, el vivir respetuosamente es visto como una responsabilidad social.

Las críticas de quienes quieren convertir desesperadamente la basura en un problema político y ven imposiciones colectivistas y fascismo detrás de una escoba, solo nos evidencia un pensamiento marginal ignorante de la realidad comunitaria del país.

La campaña contra la basura, “Vivir bonito”, es una iniciativa muy importante que exigirá un esfuerzo complementario y una responsabilidad compartida de toda la sociedad. No se trata solamente de mejorar los servicios municipales para la recolección de basura, se trata también de asumir la responsabilidad del problema como ciudadanos y ciudadanas. Se trata de respetar el derecho de los demás y contribuir a vivir en comunidad de forma respetuosa.

Desde hace algún tiempo, Nagarote se destaca como un municipio que ha logrado superar la inercia y se ha puesto en movimiento. Nagarote es hoy un ejemplo de lo que es capaz de hacer la sociedad para mejorar su calidad de vida.

Estas vivencias colectivas y comunitarias que tienen excelentes experiencias en ciertos municipios han sido retomadas por el gobierno en su campaña “Vivir Bonito”. Se asume así un desafío que tiene que ver con una prioridad para la salud pública y una aspiración sentida de las familias nicaragüenses.

 

mundome36@gmail.com