•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El 22 de abril más de mil millones personas en el mundo celebraron el Día de la Tierra, lo cual indica que la raza humana no ha perdido totalmente su conciencia humana. Se han agotado muchos recursos del planeta, se reducen reservas de aguas subterráneas y hay contaminación de cuerpos de agua, especialmente en países del tercer mundo, esto representa un problema para la población actual y del futuro.

La celebración del Día de la Tierra fue iniciada por el senador Gaylord Nelson de Wisconsin, EU, en el año 1970, de cara a los problemas de contaminación ambiental. Años más tarde se aprobó una serie de leyes en ese y otros países para proteger el ambiente. Con el tiempo, todos los países legislaron sobre el tema ambiental.

Lamentablemente, en países como Nicaragua no siempre es posible aplicar integralmente las leyes de carácter ambiental por diferentes razones. El tema ambiental puede ser una cuestión de vida o muerte a corto o largo plazo. Países con grandes niveles de contaminación evidencian un impacto negativo en la vida de las personas. Estar expuesto a gases contaminantes, principalmente derivados del petróleo o de insecticidas, tiene consecuencias carcinógenas, con incidencia en las futuras generaciones.

De todos los planetas en nuestro sistema solar, solamente la tierra parece haber tenido la capacidad de mantener la vida de seres vivos durante millones de años. Los humanos se han dado cuenta cómo sus actividades han afectado y cambiado el relieve del planeta con la desertificación y la gran cantidad de gases de invernadero en la atmósfera, lo cual afecta la temperatura de la tierra.

El planeta sufre contaminación en el agua, suelo y aire. Me refiero a los cuerpos de aguas que reciben aguas negras, aguas grises o contaminadas como resultado de procesos industriales y de la basura; al suelo donde se han utilizado monocultivos e insecticidas químicos; y al aire principalmente por el humo que escapa de las chimeneas de fábricas y del dióxido de carbono etc., sin dejar de mencionar la contaminación del ruido, de lo cual, los capitalinos en Managua no parecen tener mucha conciencia.

Las actividades en la celebración del Día de la Tierra se encaminan a crear conciencia de los tipos de contaminación que afectan a las especies animales, inclusive al homo sapiens. La pregunta que debemos hacernos todos es: de qué manera nuestras actividades están destruyendo el hábitat terrenal, de forma que las nuevas generaciones tendrán que vivir en un planeta más hostil y con menos calidad de vida.

Espero que estas ideas nos hagan reflexionar y cambiemos nuestra conducta para reducir la cantidad de basura que lanzamos en nuestro entorno.

 

* Traductor y escritor