•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Perú, el país de más dinámico crecimiento sostenido de Latinoamérica, se está tomando muy en serio promoverse como destino de inversiones y nido de oportunidades económicas.

Este esfuerzo nacional está encabezado por el presidente Ollanta Humala. Solo en este mes, registra dos importantes iniciativas en pro de las inversiones.

A principios de abril, Humala viajó a China, donde, además de hacer una visita oficial, participó en el equivalente del Foro de Davos en Asia, el Foro de Boao, organizado por el gigante asiático en la localidad con ese nombre de la isla de Hainan. Y en estos últimos días, se ha celebrado en Lima la octava edición del Foro Económico Mundial para América Latina, al cual asistieron 600 líderes políticos y empresariales de 40 países, así como dos presidentes latinoamericanos más, el panameño Ricardo Martinelli y el mexicano Enrique Peña Nieto.

China se ha convertido en el primer destino comercial de Perú, una pujante economía de 30 millones de habitantes, un PIB de 200 mil millones de dólares y que tuvo un crecimiento de 6% en 2012.

Al dragón asiático, el país sudamericano exportó el 18.3% de sus productos en 2011 (Estados Unidos viene luego con el 15%), mientras que el 13.7% de sus bienes importados proviene de allá (EE.UU., con 24.5%, es el principal origen de las importaciones).

Las exportaciones de Perú son dominadas por productos primarios. Minerales para ser más exactos: cobre, oro, plomo, zinc y otros.

“Para Perú, desde el año 2011 China se ha convertido en su primer socio comercial, y esto ha permitido que en pocos años hayamos duplicado la cartera de inversiones” chinas, destacó el dirigente peruano, quien presentó a su país como “puente” de Asia hacia la región latinoamericana.

Humala fue el primer jefe de Estado latinoamericano en entrevistarse con el nuevo presidente chino, Xi Jinping. El viaje de Humala a China fue coronado con la firma de un total de 11 acuerdos de cooperación.

En el plano económico, los dos países acordaron, entre otras cosas, la promoción de pequeñas y medianas empresas, la lucha conjunta contra la pobreza y echar a andar un centro chino de investigación y desarrollo en ciencia y tecnología agrícola en Perú. Este recibirá también una donación de 40 millones de yuanes (US$6.5millones) para proyectos de desarrollo.

Los acuerdos también incluyeron más becas anuales para estudiantes peruanos y más intercambio cultural.

Desde el miércoles, Lima es la sede del octavo Foro Económico Mundial para América Latina. Cientos de personalidades de la política y los negocios relaciones con la región debaten sobre la economía, el comercio, crecimiento, inversiones y otros tópicos.

En su apertura, el miércoles, se escucharon elogios a los avances de Perú, Panamá (10% de crecimiento en 2012) y México, y que Latinoamérica debe hacer más por reducir la pobreza y desigualdad.

Junto a los discursos y temas habituales, hay también aspectos más pequeños pero importantes. Por ejemplo:

-- Los ministros de Economía de la Alianza del Pacífico – Chile, Colombia, Perú y México – sostuvieron una reunión. Acordaron establecer pautas para el ingreso al bloque y avanzaron en varios puntos. “Hemos hecho una barrida de todos los asuntos que tenemos pendientes, desde políticas de flujo de capitales, políticas fiscales, de endeudamiento y herramientas comunes de fomento de las exportaciones”, dijo Miguel Castilla, el titular peruano. Para la cumbre de mandatarios de Cali, en mayo, se podría incluso concretar la planificada liberación del 100% de aranceles.

-- México y Perú desean llevar sus excelentes relaciones bilaterales a un nivel de “asociación estratégica”, lo que incluye mecanismos para promover los negocios de pymes;

-- El economista jefe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), José Juan Ruiz, exponiendo para un centenar de empresarios peruanos, los alentó a invertir a España, pues “este es el momento”, dijo. ¿Por qué? “En estos momentos España puede ofrecerle a América Latina los mercados, la tecnología, la fuerza de trabajo y el precio de los activos”, fue su respuesta que podría interesar a cualquier hombre de negocios latinoamericano.

Con un crecimiento formidable por una década, Perú es un país que está marcando la pauta en América Latina, un modelo cercano que demuestra que con voluntad de nación y buenas políticas, independientemente del gobierno de turno, el progreso no es una quimera a través de la apertura al mundo.

 

* Analista de asuntos Asia-Pacífico