•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Según Mántica, hay en el habla nicaragüense algunos vocablos “indefinidos” que designan todo sin precisar nada, como chereque, calache, tiliche, virote, vitoque, turulo, carajada, chunche, cuestión y chochada; algunos de los cuales han dado lugar a verbos: cuestioname el calache, chunchame la carajada. Y cita un ejemplo antológico: “Don Carlos, hoy va a venir el mecánico a comosellamear el turulo que se le cayó a la carambada del planchador.”

En nuestro idioma, Martín Vivaldi la agarra con la palabra “cosa” que –de acuerdo con su criterio- “es probablemente la palabra de sentido más vago, más impreciso, el vocablo más vulgar y trivial de la lengua”. Tal vez se refiere al abuso del término, porque en la literatura encontramos estupendos ejemplos consagrados por el uso. Veamos los más comunes.

1) La acepción más corrientes es la que se refiere a ‘objeto inanimado por oposición a ser viviente’: “Payín cogió sus cosas, las echó en el bote y se fue (Fernando Silva, “Puerto triste”).

2) “Cosa” cuando significa ‘todo lo que tiene entidad, ya sea corporal o espiritual’: “No hay cosa más libre/ que el entendimiento humano...” (Sor Juana: “Estos versos...”). Otro ejemplo: “...todo se funde y corre al llamado de guerra de las cosas...” (Pasos: “Canto de guerra de las cosas”).

3) Con el significado de “nada”: “Casi no hay cosa imposible para quien sabe trabajar y esperar”. (León Tolstoi: “Ana Karenina”)

4) Con el sentido de ‘opinión, juicio, frase o expresión’: “Sólo puedo decirle una cosa: no he visto niños mejor educados que los suyos y no quisiera más sino que los míos lo fueran como ellos”. (León Tolstoi: “Ana Karenina”).

5) Como sinónimo de ‘asunto’ o ‘tema’: “...se podía adivinar en sus ojos tristes y lejanos una persistente nostalgia por las cosas terrenales”. (Monterroso: “El centenario”).

6) En lugar del pronombre personal “lo”: “Muero ¿quién lo creerá? /a manos

de la cosa que más quiero... (Sor Juana: “Expresa los efectos del Amor Divino”).

7) Con el significado de “acontecimiento”: “Dicen que esos son presentimientos de vieja, cosas que pasan”. (García Márquez: “Algo muy grave va a suceder en este pueblo”).

8) “Qué cosa”, con valor interjectivo (admiración): ¿Qué acaso no lo vi yo?… ¡vea qué cosa! (Silva: “El pollo de los tres”). Otro ejemplo: “¡Qué cosas se tiene el señorito Iván!” (Miguel Delibes: “Los santos inocentes”).

9) La locución prepositiva coloquial “cosa de” significa “cerca de” o “poco más o menos”: “...sólo saludó y se fue, cosa de horas. (S. Ramírez: “El centerfielder”). Otro ejemplo: “Había caminado cosa de varios metros sin atreverse a volver el rostro...” (Monterroso: “Mister Taylor”).

10) La expresión coloquial “cosas de (alguien)” se emplea “para explicar o disimular las rarezas o extravagancias de alguna persona”: Dice Darío en su carta a Rosario: “Te perdono tus puerilidades, tus cosas de niña...”.

11) “Poquita cosa” es una locución adjetiva familiar que significa “persona débil en las fuerzas del cuerpo o del ánimo”: “¿Es que se puede ser tan poquita cosa?”. (Anton Chejov: “Poquita cosa”).

12) “Cosa rara” es una expresión que alude a la “admiración, extrañeza o novedad que causa alguna cosa”: “¡Cosa rara, inaudita! La Nela... tuvo magnífico sepulcro..” (Pérez Galdós: “Marianela”)

13) “Cosa de oír o de ver” es una expresión que significa “que es digno de ser oído o visto”: “...había momentos en que tenía cuatro pájaros muertos en el aire, algo increíble, que era cosa de verse…” (Miguel Delibes: “Los santos inocentes”). Otro ejemplo: “Entonces era cosa de verlos a todos en las calles sacando y alternando cristales a medida que cambiaban de colores, según el clima político o las opiniones políticas prevalecientes...” (A. Monterroso: “El Camaleón que finalmente no sabía de qué color ponerse”).

15) Con el significado de ‘hecho, generalmente extraordinario’ lo aplica Darío: “A Chile le agradezco una inmensa cosa: la iniciación de la lucha por la vida”.

16) “Cosa” con el significado de “todo lo que sucede”: “Hay que contar las cosas como las contaría la gente”, me dijo una vez García Márquez. (Sergio Ramírez: “Decálogo del escritor”).

17) Con el sentido de motivo o causa: “No, no hago bien en reírme, pues no es esto cosa de risa”. (Monterroso: “Homenaje a Masoch”).

18) “Cosa” como sinónimo de ‘palabra’: “Pegado a él, balbuceaba cosas incomprensibles”. (Vargas Llosa: “Los jefes”).

19) “Cosa” como sinónimo de acción: “¡No puede hacer una cosa tan perversa!”. (Vargas Llosa: “Los jefes”)

20) “Cosa no vista” o “nunca vista” es una expresión figurada y familiar que significa “cosa muy extraña y sorprendente”: “...y en otra parte de los ídolos tenían unos como a manera de señales de cruces, y todo pintado, de lo cual nos admiramos como cosa nunca vista ni oída”. (Díaz del Castillo: “Historia verdadera...”)

En nuestro medio, “cosa” tiene una connotación que se deduce del repertorio de don Onofre Guevara:

“Quien nunca ha tenido una cosa 

y una cosa llega a tener,

piensa que no hay mejor cosa

¡que la cosa de su mujer!”.

 

* Escritor y lingüista