•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En mi querida y amada patria Nicaragua, constantemente se dan cambios, transformaciones, reformas y creación de nuevas Leyes o Decretos que, según los creadores o propulsores de las mismas, son en beneficio del pueblo nicaragüense.

Una de esas reformas que actualmente está en marcha, es al sistema de Seguridad Social, en donde están proponiendo aumentar las semanas de cotización al cien por ciento de lo que actualmente está contemplado (de 750 a 1500), y elevar a sesenta y cinco la edad para jubilarse. ¿Cómo pueden decir los diputados oficialistas que este gobierno es del pueblo, para el pueblo y se debe al bien del pueblo, cuando lo que están haciendo con esta reforma es perjudicar a los más pobres y desposeídos?

Con las condiciones económicamente precarias con que se vive en Nicaragua, es difícil pensar que una persona pueda llegar laborando hasta la edad de 65 años; hay demasiada crisis económica, lo que conlleva a los pobres tengamos mala alimentación y falta de cuido de la salud en general.

Hay quienes tienen un buen estilo de vida, pero la mayoría de los trabajadores con el salario mísero que devengamos apenas nos alcanza para medio comer dos tiempos, lo que con el pasar de los años ocasiona un gran deterioro de la salud, sumado a las condiciones de vida, cambio climático y calentamiento global, difícilmente se llegue a vivir hasta esa edad, por lo que es insólito que aumenten los años para jubilarse y duplicar las semanas de cotización.

En Nicaragua no existe estabilidad laboral, por lo que es difícil cotizar 1500 semanas. Si alguien inicia laborando en una empresa a la edad de 25 años y 15 años más tarde esta empresa cierra por cualquier motivo, la persona que entró a laborar a los 25 años saldría de 40 años y se le haría difícil encontrar empleo, y no podrá gozar de una pensión por no cumplir con las cotizaciones. Quienes lleguen a jubilarse a la edad que están proponiendo, creo que serán unos cuantos y no podrán gozar conscientemente de su pensión, porque quizás se encuentren en un mal estado de salud.

Cuando uno piensa en jubilarse, piensa hacerlo gozando de buena salud y condiciones físicas, para poder medio disfrutar por todo el tiempo trabajado, pero con lo que están haciendo es difícil que ese sueño pueda ser una realidad.

Por eso hago un llamado al gobierno para que desistan de la idea de aumentar las semanas de cotizaciones y edad para jubilarse. También hago un llamado a la sociedad en general y especialmente a las clases trabajadoras, a pronunciarnos al respecto y no permitir que nos impongan semejante yugo.

 

* Licenciado en Administración de Empresas