•  |
  •  |
  • END

En septiembre se abrió el 63 periodo de sesiones de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). A propósito de esto, Taiwan continúa promoviendo nuevamente su inserción a esta organización, por lo que este país está solicitando el apoyo de sus aliados diplomáticos con la necesidad de examinar los derechos fundamentales de una participación significativa de los 23 millones de habitantes de la República de China Taiwan.

Es debido a esto que el pueblo de Taiwan está promoviendo una campaña desde 1993 para ingresar a la ONU, la cual está centrada en consideraciones funcionales y profesionales.

Existen diversas razones por las cuales se debe aceptar la participación de Taiwan como miembro de dicha organización, ya que este país se ha convertido en el principal hueco del mecanismo de operación del sistema de la ONU. Es decir, que se le ha negado a Taiwan la participación en las conferencias y convenciones, lo cual es rechazado, ya que este organismo constituye la plataforma más importante para el manejo de cuestiones globales, por lo que según el principio de universalidad, Taiwan debe ser aceptada y tener participación.

El hecho de no poder participar en conferencias, mecanismo o actividades de las agencias especializadas de la ONU, ha perjudicado y violentado los derechos del pueblo taiwanés, ya que tampoco existen relaciones ni conexiones con la OMS, lo que implica la no comunicación e interacción directa de Taiwan con este organismo para la prevención de enfermedades e infecciones.

Todo esto nos muestra un claro indicador, de que los derechos de salud y participación del pueblo de Taiwan están siendo violentados, lo cual es incorrecto, ya que es importante compartir información, para su debida cooperación entre Estados, en el momento de combatir las enfermedades y luchar contra la pobreza.

Además que Taiwan tiene la voluntad y la capacidad de participar en la cooperación internacional, al igual que está dispuesta a retribuir a la sociedad internacional, ya que es la decimoctava economía y el vigésimo país con inversión en el exterior, por lo tanto es capaz de brindar apoyo a los países en vía de desarrollo; por ejemplo, en Nicaragua tiene varios proyectos de índole técnica y humanitaria.

El interés de Taiwan es permanente por trabajar en cooperación y ser solidario con los diferentes pueblos del mundo, además que su participación en este organismo sólo traería beneficios con sus proyectos de cooperación más relevantes y coadyuvaría a la paz, al igual que fortalecería la estabilidad y prosperidad entre los Estados miembros.

Es debido a esto que los nicaragüenses debemos de apoyar la gestión y lucha que hace tiempo tiene Taiwan para lograr nuevamente su ingreso a la ONU, ya que es una nación que siempre ha mostrado la solidaridad, apoyo y ayuda incondicional con el pueblo de Nicaragua.


* La autora es periodista y catedrática universitaria.