•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Fui educada “a la antigua”, como dirían hoy en día los jóvenes. Gracias a Dios tuve unos padres que sin ser especialistas me supieron educar en las buenas costumbres y me formaron con valores que siendo adulta nunca olvido, porque lo que bien se aprende nunca se olvida y estos mismos valores traté de inculcar a mis hijos.

Egresé del Ramírez Goyena donde tuve la dicha de tener verdaderos maestros que se preocupaban por transmitirnos sus conocimientos y que a la par formaban valores y no cobraban por eso. Recuerdo con mucho cariño al profesor Edgardo Fuentes Montoya, “El Pucho”; David Andino, Rafael Carrillo, Amadeo Arróliga, Ramón Chow Díaz y especialmente a nuestro profesor de Moral y Cívica, Jenaro, quien nos enseñó verdaderas cátedras de comportamiento humano.

Gracias a esas enseñanzas soy de la generación: que en el autobús le brinda la silla a una embarazada, un anciano, una mujer chineando, un minusválido y a cualquier otro pasajero que le mire la cara de enfermo. De las que consume cualquier alimento en la calle y no bota la basura sino que la echa en el bolso, de las que dice con permiso cuando avanza buscando la salida en el autobús, disculpándose cuando tropieza o pisa a algún pasajero. Que dice buenos días a los vecinos aunque no los conozca, cuando entra en la oficina donde trabaja (aunque no le contesten el saludo).

Los jóvenes de hoy simulan ir dormidos para no brindarle el asiento a nadie aunque le pongan al niño en el hombro; no responden saludos porque sus oídos van ocupados con audífonos; van tirando bolsas, cáscaras, de lo que van comiendo en el autobús, incluso son los primeros en subir aunque tengan que atropellar a un pasajero de la tercera edad. Y ya no digamos la moda, los varones en nada se diferencian de las mujeres, lo único es fijarse en sus pectorales planos y sabemos que es un varón, de lo contrario su apariencia es el de una mujer porque se acicalan mejor que las hembras con su pelo pistoleado, con rayitos, sus cejas bien depiladas y sus camisas y pantalones bien apretados.

Soy de la generación que: después que regresaba de sus clases ayudaba en las labores del hogar, después hacía mis tareas y por último me recreaba jugando yaquis, a las muñecas o cuando caía la tarde rayuela, a las escondidas; macho parado; nerón, nerón; saltaba la cuerda; jugábamos stop, etc. Nos enviaban temprano a la cama para que pudiéramos rendir en la escuela.

Qué tiempos aquellos, inolvidables, reíamos a carcajadas, disfrutábamos, éramos niños y jóvenes felices, pero desgraciadamente entraron a nuestros hogares enemigos que nos fueron robando poco a poco y sin darnos cuenta, a nuestros hijos; la TV, el nintendo, la computadora, el internet, el celular, el tablets. El joven ahora es esclavo de todos esos inventos; niños y jóvenes aburridos; se terminó la comunicación familiar. No quiero decir que sea malo, pero como padres tenemos que dosificar el uso de estos artefactos, poner un horario, asignar tareas aunque haya una empleada en casa, hacer que el muchacho se ocupe de sus cosas personales, por lo menos que mantenga su cuarto ordenado.

No podemos retroceder el tiempo, cada época tiene sus pro y sus contras, pero nunca podemos olvidar que como padres tenemos el sagrado deber de instruir a nuestros hijos, porque algún día ellos serán padres y como padres no queremos que cometan los errores que nosotros cometimos, y como dice la Biblia en Proverbios 22:6 Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él”. 

Este domingo19 de mayo MONTARRED (Motivando Nuestro Talento para el Reino de Dios), ministerio impulsado por nuestro hermano en Cristo, Javier Alemán, llevará a cabo un Seminario cuyo lema es “Defendiendo a la Familia”, donde se darán cita hermanos de las iglesias evangélicas de Ciudad Sandino, con el objetivo de exponer formación de valores y antivalores desde el seno de la familia y la escuela. La cita es en la Alcaldía de Ciudad Sandino, de 9 a 12 m. Desde ahora le deseamos éxito y que Dios lo continúe bendiciendo.

 

* Catedrática de Español

salinas0605@yahoo.es