•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las Acciones Preferentes o Preferenciales, también conocidas como Participaciones Preferentes, o simplemente Preferentes, son un producto financiero complejo que combina características de los valores de renta fija, como los bonos, y también de las acciones comunes. Su principal característica es su carácter perpetuo, es decir, que no tienen fecha de vencimiento.

En el marco de la crisis actual, las Preferentes se han convertido en una desilusión para los inversores, ya que si la entidad emisora no tiene beneficios en un año cualquiera, como suele ocurrir en las crisis, ese año no se cobra el cupón pactado.

Además, la inversión sólo puede recuperarse en la Bolsa, poniendo el instrumento a la venta y esperando a que alguien lo compre. Si hay muchas órdenes de venta y casi ninguna de compra, la cotización del mercado secundario es baja, y se puede perder buena parte del capital invertido. Esto sucedió recientemente en España, haciendo imposible que miles de ahorradores pudieran recuperar su dinero, situación que muchos han tachado de auténtico ¨corralito¨.

A finales de 2011, los bancos españoles comenzaron a ofrecer un canje a sus tenedores de Preferentes. El motivo no era ayudar a sus clientes a eliminar el riesgo de tener una inversión perpetua, sino adaptarse a la normative de Basilea III, que entraría en vigor el 1 de enero de 2013, y que establece que las Preferentes no deben incluirse para calcular el Tier 1, es decir, los bancos ya no las pueden utilizar para reforzar su capital.

En este contexto, 9 entidades financieras españolas presentaron ofertas para canjear Preferentes por Obligaciones Subordinadas, para reforzar su capital. Con excepción de una, las 8 ofertas restantes realizaron canjes respetando el 100% del valor nominal de las Preferentes. Respecto a las Preferentes no canjeadas, las condiciones podían recrudecerse tras el rescate a los bancos españoles, ya que podía aplicarse una ¨quita¨ sobre el nominal.

Efectivamente, la Comunidad Española, CE, exigió que las cuatro cajas españolas nacionalizadas: Bankia, Catalunya Bank, Banco Novagalicia y Banco de Valencia, que tienen deuda Preferente por 8,000 millones de euros colocados entre clientes particulares, impongan una ¨quita¨ a los tenedores de Preferentes y Subordinadas, a fin de que asuman parte del costo de la reestructuración de esos bancos.

La CE tiene 37,000 millones de euros para desembolsar a las 4 entidades, en el marco del saneamiento bancario: 18,000 son para Bankia, 9,000 para Catalunya, 5,500 para Novagalicia y 4,500 para Banco de Valencia. La ¨quita¨ ha sido impuesta como una condición para desembolsar estos fondos.

La ¨quita¨ a los clientes de estos 4 bancos podría oscilar entre 70%, para las Preferentes y 10% para las Subordinadas, tomando en cuenta que actualmente las Preferentes se cotizan en el mercado secundario con pérdidas del 68% y las Subordinadas con pérdidas del 7%. La imposición de una ¨quita¨ a las Preferentes y Subordinadas ha causado gran revuelo en España.

Por otro lado, se han formulado serias denuncias de que los directores de bancos y agentes de colocación abusaron de la confianza de sus clientes, algunos ya ancianos y jubilados, para colocar este producto, asegurándoles que en caso de necesidad de liquidez la inversión se podía vender en 48 horas sin ningún problema.

Algunos agentes en España indicaron que casi todos los compradores de Preferentes fueron ancianos jubilados. Que esos jubilados no supieron lo que adquirían porque nadie les explicó los riesgos al venderles ese producto.

Otros agentes admitieron que vendieron Preferentes a los jubilados sin explicar adecuadamente los riesgos inherentes, porque les dijeron que los jubilados se contentaban con cobrar su cupón mensual de interés, y porque sus jefes los amenazaron con perder el puesto de trabajo si no lograban las metas de colocación de esos valores.

En definitiva, lo que más se ha criticado es la falta de ética de los directores y agentes de colocación de las entidades emisoras, y la falta de información veraz sobre los riesgos que entrañan las inversiones en Acciones Preferentes, especialmente en relación a su liquidez.

 

* Economista