•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Junta Directiva Nacional y la Comisión de Ética y Honor del Colegio de Periodistas de Nicaragua son ilegales desde finales de febrero; cumplieron su período de dos años y no convocaron a sesión ordinaria del Congreso Nacional para elegir nueva representación.

Desde su instalación, en el 2005, el CPN fue organizado incurriendo en anomalías, la más relevante y dañina: inscribir a personas no contempladas por la ley y desconocer a reconocidos y reconocidas periodistas con derechos.

Durante el período del 2007 al 2009, las autoridades gremiales hicieron un leve intento de corregir la anomalía, pero no desaprobaron totalmente las acreditaciones inválidas. Sin embargo, la Junta Directiva que asumió en el 2009 implementó la inscripción de personas sin cumplir requisitos.

Pero no solo colegiar a personas sin cumplir requisitos ha sido el único de-sacierto, otro defecto es no cumplir con un plan de trabajo para fortalecer la organización y al gremio. Es decir, el presidente del CPN no ha logrado capacidad organizativa, aún cuando un equipo de trabajo le asesoró en la elaboración de un plan que presentó durante su primera campaña electoral, en el 2009.

En el CPN no hay signos de pretender fortalecimiento institucional. Tampoco ha mostrado administración eficiente y transparente; a la membresía nunca ha enviado informe económico, a duras penas en la web encontramos una ventana: “Beneficios Sociales. Apoyos Económicos y Sociales del 01 de marzo del 2009, al 28 de febrero 2010.

El colmo, la página web tampoco es eficiente: pocas noticias, escritas con desgano y desactualizadas, contradicción lamentable en un gremio cuyo atributo es informar, y sus líderes no son ejemplo en la profesión.

Administran el presupuesto sin rendir cuentas al gremio, tampoco presentan los informes de auditoría que realiza Lotería Nacional, su proveedor de financiamiento, institución con la cual siempre hay desavenencias por los montos que entrega.

Además de las mencionadas insuficiencias, las relaciones humanas en el gremio se han deteriorado agudamente, la división a causa de pensamientos políticos sigue siendo un factor insuperado, tanto como la causada por conductas de directivos. Existe incertidumbre sobre la realidad financiera del CPN, el periodismo sufre desempleo y subempleo, pequeños empresarios son víctimas de represión comercial y política cuando tratan de ser comunicadores profesionales, la ética no ha logrado sobreponerse a prácticas deméritas en las relaciones con el poder estatal y comercial.

Ha sido notorio el mutismo del CPN ante acontecimientos relevantes para el gremio, la libertad de expresión y de prensa; jamás ha presentado al país propuestas sobre temas que le debiesen competer: potencial humano y profesional de membresía, amenazas a periodistas y medios de comunicación, calidad de información transmitida, derechos laborales y gremiales, seguridad social, diagnóstico y plan de pequeñas empresas para el crecimiento económico.

El CPN no es conducido de acuerdo a un Plan de Trabajo, está siendo estructurado para limitar capacidades, corromper la profesión, descalificar la ética, y alinearse con el poder estatal y comercial.

Si al CPN lo hunden del todo, el periodismo, la comunicación pública, sufrirán mordaza con más facilidad y carencia económica más aguda. En su momento, las inconformidades provocadas generarán acciones con posibilidades de volverse incontenibles. Responsables son quienes, según la web del CPN, se encuentran ejerciendo funciones a pesar de que se les venció su período:

José Leonel Laguna Caballero (Presidente), Omar Josué Lazo (Vicepresidente), Walter Úbeda Martínez (Fiscal), Carmela Quintanilla Rayo (Vocal), Cristina Cortedano Palma (Vocal), Melba Sandino (Vocal). Comité de Ética y Honor CPN 2011-2013: Mercedes Solís Delgadillo (Presidenta), Roger Solís (Secretario), Augusto Conrado Pineda A. (Fiscal), Horacio Gurbih Dinarte (Suplente), Arnoldo Quintanilla (Suplente), Santiago Altamirano Garay (Suplente).

 

* Periodista. Miembro de la Unión de Periodistas de Nicaragua (UPN).