•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Dentro del sistema educativo a nivel de primaria y de secundaria, los recursos de apoyo al estudiante son de gran utilidad para reforzar el aprendizaje. Por ejemplo, las bibliotecas escolares juegan un rol altamente motivador entre los estudiantes, porque a través de las bibliotecas ellos van descubriendo nuevos horizontes educativos y adquiriendo motivación para convertirse en lectores habituales.

Aunque la Internet se ha convertido en un vasto recurso de apoyo a la educación escolar, las tradicionales bibliotecas escolares y públicas, todavía no han desaparecido ni creo que vayan a desaparecer en muchas escuelas de los Estados Unidos; al menos en el Estado de Kansas, las bibliotecas escolares y públicas siguen formando parte importante de la educación de estudiantes y de la comunidad.

En las bibliotecas escolares los estudiantes seleccionan sus libros y sus lecturas preferidas, y practican la lectura que les facilita más fluidez y comprensión con la lectura de los textos de las clases, o cualquier libro que les guste leer.

A la par de las tradicionales bibliotecas escolares también pueden establecerse lo que llamamos bibliotecas de recursos digitales, donde el estudiante con un solo clic puede tener acceso a un mundo de recursos educativos. En la Internet hay (entre muchos) un programa software llamado SuccesMaker (haciendo el éxito) que los maestros pueden usar para reforzar y mejorar sus clases y orientar a sus estudiantes sobre el uso efectivo de esta herramienta educativa que incluye matemáticas, lectura, ortografía, lenguaje, ciencias, etc, etc.

Sin embargo, para los países pobres la gran dificultad es establecer recursos digitales en sus escuelas, pero pienso que esto puede irse logrando con una inversión sostenida en recursos digitales para las escuelas. En nuestro tiempo, si las escuelas no tienen suficientes recursos digitales, y desde luego acceso a la Internet, el progreso educativo es lento y deficiente.

Los viejos métodos de sólo enseñanza oral y pizarra ya no son tan productivos si no existe un medio de apoyo y fortalecimiento basado en recursos digitales porque también la enseñanza y la educación, se han globalizado. Pero debe tenerse cuidado con el uso de los recursos digitales en las escuelas, no tratando de reemplazar las habilidades naturales para escribir a mano y hacer tareas con papel y lápiz, y mucho menos reducir el contacto de uno a uno entre maestros y estudiantes.

Los recursos digitales deben usarse como herramientas de refuerzo e investigación educativa que permitan un aprendizaje más fácil y flexible. No hay que olvidar que el primer recurso del aprendizaje es la mente y las habilidades humanas naturales. Pero para desarrollar la inteligencia se necesita proveer herramientas de apoyo a estudiantes y maestros.

El Presidente Barack Obama, durante su viaje por América Central, ofreció un excelente consejo a los gobiernos de la región que no debe ser pasado por alto. Obama aconsejó invertir primariamente en la educación primaria y secundaria, en la educación temprana de la niñez, porque de eso dependen los buenos profesionales y por ende el progreso de los países.

Pienso que los gobiernos de Centroamérica, sobre todo el gobierno de Nicaragua, deben tomarle la palabra al Presidente Obama y aprovechar la sugerencia para presentar algún plan educativo de mediano y largo plazo a su administración, dentro de los programas de ayuda de Estados Unidos, y buscar otras vías de financiamiento internacional. Aunque, por lo que leo, en Nicaragua la infraestructura de las escuelas es lastimosa, eso no debe ser un obstáculo para comenzar dotando de recursos educativos modernos a los maestros y estudiantes de primaria. La educación elemental es prioritaria y es un derecho primordial de cada niño.

 

Mayo 14/2013, Kansas U.S.

* Periodista