•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La necesidad, madre de las innovaciones, estimuló el nacimiento de una gran cantidad de emprendedoras y emprendedores a partir de 1990. Poco a poco en campos y ciudades fueron apareciendo micros y pequeños negocios. Surgían “caramancheles” en los mercados, aceras, patios baldíos, semáforos y hasta en los cauces que cruzan la capital. Nacían, morían y resucitaban a cada momento. Son muchas las historias de lucha y de éxitos que hemos recogido en los medios de comunicación. ¿Se acuerdan de la página Emprendedores, que yo escribí por diez años en este periódico?

Veintidós años después, todos esos “caramancheles”, que ahora, más correctamente llamamos Mipymes, (micro, pequeña y mediana empresa), se calcula, generan el 80% del empleo y entre el 40% y 50% del Producto Interno Bruto. Esa fuerza e iniciativa emprendedora transformó las ciudades, el país y principalmente, evitó mayores crisis sociales en demanda de empleo. ¡Qué estupenda labor!

Pero, las Mipymes crecieron espontáneamente. Casas de habitación se convirtieron en empresas, se modificaron cunetas y aceras, muchas de ellas, con la venia y respectivos impuestos a la Alcaldía de Managua. Esto ocasionó los problemas de todos conocidos.

Recientemente, con admiración he visto cómo, procurando nuestro bienestar, la Comuna intenta inducirnos a vivir más limpios y ordenados, razón por la cual ha dictado diversas medidas específicas, una de ellas poner candado a los vehículos mal estacionados. ¡Fantástico, se hace necesario corregir tan mala costumbre!

¿Pero, poner candados de la noche a la mañana, a los vehículos de, o que visitan, las Mipymes será lo más adecuado? Un candado en la llanta de un vehículo equivale a un cliente molesto, además de los costos que implica. Recordemos, las empresas viven de sus clientes.

Sugiero que en el caso de las Mipymes, se dé un plazo mayor y se calendarice por zonas la aplicación de estas nuevas disposiciones. Acondicionar estacionamientos no es tarea fácil para la pequeña empresa.

El lado bueno de esta situación, además de ordenarnos, es que presenta una nueva oportunidad de negocios. Terrenos baldíos, casas con buen espacio en sus patios, podrían convertirse en estacionamientos pagados. Algunos inversionistas hasta podrían construir estacionamientos de varios pisos. ¡Managua tiene tantos sitios subutilizados!

No le pongamos candado al pensamiento y analicemos mejores formas y métodos para seguir poniendo bonita y limpia nuestra capital.

 

Chiquilistagua, 20 Junio 2013.