•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Felicidades honorables maestros

No es un día que se celebra al Maestro, todo el tiempo merece el reconocimiento; en mi época de estudiante en la Escuela Normal Rural de Estelí (su nombre primigenio) y en la Escuela Normal de Managua, era el día grandioso, nos llenábamos de alegría, con juegos deportivos, actos culturales y merecido reconocimiento a nuestros recordados maestros Raúl Quintanilla Jarquín, Raúl Dávila Montenegro, Agustín Acevedo Larios, Emilio Sobalvarro, Juan Manuel Sequeira (q.e.p.d.), Douglas Stuart Howay, Carlos García, Cristóbal Bojorge, Carlos Blanco, Harvey Wells Moller, Juan José Montenegro, Azucena Molina, María Magdalena Chau, Elena Bustos, Miguel Villagra (q.e.p.d.), Azucena Armijo de Quintanilla, Aura Lila Salazar; y en la Universidad como Nasser Abed López, Ligdano Chávez, Fidel Coloma y muchos que también pasarán a la historia como los forjadores de maestros como Lino Meza Martínez, Augusto Rizo Rodríguez, Enrique Jiménez, César Ramírez Suárez, Rolando Reyes Rodríguez, Ernesto Zeledón, Armando Almendárez López, Azucena Molina, Irma Montoya, Norma Báez, Norma Parrales, Azucena Antúnez, Arcesi Zeledón, Augusto Zelaya Ubeda.

Dijo un filósofo: “El hombre es lo que es mediante la educación”; pero se ha transformado en un medio abaratado, sin ideales, mercantilizada, y el maestro pasó de formador a des-formado; no quiero hacer política ni juzgar a quienes nos mantienen por hambre bajo su bota de yunque, porque todos sabemos de la miseria en que hemos vivido. Un saludo a todo el Magisterio y que Dios nos guarde un lugar privilegiado.

Prof. José María Talavera Salas

Carta abierta al Dr. Gustavo porras

En Nicaragua, los trabajadores de la Salud se caracterizan por la disposición al trabajo sin importar las condiciones o afinidad política y religiosa con la conducción de nuestros dirigentes sindicales como pilar de ejemplo en todas las actividades en pro de nuestro pueblo y ese es el lema que ha caracterizado a Fetsalud.

Sin embargo, en este período de Gobierno en el Hospital NPVZ de Ciudad Sandino se labora en ambiente de tensión e inestabilidad debido a que nuestros dirigentes sindicales de Fetsalud y su Directiva hostigan, ofenden y reprimen a los trabajadores que no están de acuerdo con las arbitrariedades que se vienen presentando, una de tantas arbitrariedades en esta unidad es el llamar a tres trabajadores en una semana a comisión Bipartida sin conocer causales y sin permitir que el trabajador aclare su situación, violando el convenio colectivo claramente y es el Sindicato el que toma la iniciativa de estas medidas.

Existen otras anomalías que afectan a la población poniendo la salud y la vida en peligro por negligencias en la Emergencia, en estos casos no se ha llamado a Comisión a la Dra. Responsable de la Emergencia, ya que es parte del círculo de la Dra. Mejía quien tiene conocimiento de maltrato a pacientes por la especialista que se rehúsa a brindar atención y le justifica su actitud. El caso es que en el mes de mayo se presentó una embarazada en trabajo de parto y la Dra. Emergencióloga la regresó a la consulta externa rompiendo membranas en el pasillo. La Unidad de Rehidratación Oral (URO) ya no está activa en la Emergencia enviando a los pacientes a consulta externa con vómitos y diarrea.

“Este Sindicato ha tenido durante muchos años a la misma dirigente”, pero en estos últimos años su actitud deja mucho qué desear, decepcionando a los trabajadores, ya que su lema es correr a los trabajadores y con palabras groseras se dirige aseverando que ella tiene el poder de correr a cualquiera; porque es una orientación del Gobierno. En esta unidad para elegir a la Directiva Sindical no hay convocatoria, se recogen firmas un día antes a sus allegados, a los que reúne eligiendo a mano alzada (no secretas).

Quiero recordar que somos los trabajadores de la Salud los que hemos estado al frente en todas las tareas en los programas de Gobierno y Jugamos un papel importante en las elecciones o ¿Es que solo somos importantes en ese período? Ya se han manifestado quejas de trabajadores, han puesto oído sordo a este problema que se viene arrastrando que perjudica la estabilidad laboral y la más importante la atención a nuestra población que lo necesita y es por esta población que nosotros queremos trabajar en paz por el bien común cumpliendo todos los programas de salud que nuestro Gobierno dirige.

Trabajadores de Ciudad Sandino