•  |
  •  |
  • END

La Organización de Naciones Unidas fue creada en 1945 con la misión de mantener la paz y desarrollar relaciones armoniosas entre los países, facilitar la cooperación en la solución de problemas globales y promover el respeto y ejercicio efectivo de los Derechos Humanos. Aglutina a países ricos y pobres, grandes y pequeños y con diferentes sistemas políticos y religiosos que comparten el compromiso de resolver sus disputas de manera pacífica. En teoría, es la organización internacional más democrática y representativa del mundo, tomando en cuenta que cada país tiene derecho a un solo voto, sin importar su nivel de desarrollo económico, el área geográfica que ocupa o el tamaño de su población.

Desafortunadamente, la ONU no ha podido cumplir a cabalidad su rol de foro democrático internacional y garante de los Derechos Humanos, debido principalmente al peso que ejercen los países más poderosos que mediante el veto que ostentan los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad (Estados Unidos, Rusia, Inglaterra, Francia y China), manipulan las decisiones en función de sus propios intereses nacionales y en muchos casos en detrimento de los demás miembros, reduciendo la Asamblea General a un elefante blanco, poco práctico y puramente deliberativo.

Por ello muchos de los países miembros de la ONU no sienten la obligación de acatar las resoluciones adoptadas por la Organización ni las recomendaciones contenidas en sus Informes de Desarrollo Humano. Tampoco se mantienen al día con la presentación de sus informes sobre el cumplimiento de los Pactos y Convenciones de Derechos Humanos, entre otros, de los cuales son signatarios.

La demanda de mayor democratización del Sistema de Naciones Unidas toma mayor fuerza ante la reducida legitimidad de Estados Unidos en el mundo. Igualmente, la proyección de la Unión Europea que pregona a favor de un “multilateralismo robusto”, así como la creciente influencia global de China, India y Brasil en asuntos geopolíticos, económicos, militares y ambientales, son factores de peso para promover amplias reformas a la estructura y funcionamiento de Naciones Unidas.

Reconocer a la Asamblea General de Naciones Unidas como el órgano máximo y con facultades vinculantes, tiene que ser el aspecto medular de las reformas. Asimismo, el poder de veto de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad debe ser eliminado, asumiendo este órgano funciones de asesoramiento a la Asamblea General en la toma de decisiones relacionadas a asuntos de seguridad internacional.

El Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial ambos órganos especializados de Naciones Unidas, tampoco pueden continuar siendo dominados por Estados Unidos y Europa. La Presidencia de estas instituciones debe estar abierta a ciudadanos o ciudadanas de cualquier país miembro de Naciones Unidas; la escogencia debe determinarse en base a méritos y calificaciones y la elección mediante voto calificado de los miembros de la Asamblea General.

Por otro lado, los recursos que estas instituciones asignan en calidad de préstamos o donaciones a los estados miembros, deben realizarse tomando en cuenta las recomendaciones de los Informes de Desarrollo Humano y las Resoluciones que hayan suscrito los países y en el caso de los Derechos Humanos, determinarse en base a los informes periódicos sobre el grado de cumplimiento de las Convenciones, Pactos y Declaraciones, que deben ser presentados ante la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

De esta manera una mayor democratización en el funcionamiento del Sistema de Naciones Unidas tendría incidencia directa en los procesos democráticos a lo interno de cada uno de los países miembros, los que se verían obligados a promover y hacer más efectivo un Enfoque de Derechos en la formulación e implementación de sus políticas públicas y en sus estrategias para responder a los intereses, demandas y aspiraciones de sus ciudadanos y ciudadanas.


(*)Lic. Ciencias Políticas, Universidad Thomas More
El Autor es miembro del Movimiento Jóvenes Estableciendo Nuevos Horizontes
(JENH-CEDEHCA)