• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

En una ocasión escribí sobre la fragilidad de nuestra civilización ante posibles tormentas solares acompañadas de rayos cósmicos, los cuales podrían afectar la infraestructura espacial, especialmente los satélites, con terribles consecuencias para la vida en la tierra. Funcionarios de la NASA anuncian que el campo magnético del sol cambiará en su ciclo normal que ocurre cada 11 años.

El campo magnético del sol pronto cambiará su polaridad, según las observaciones realizadas en observatorios que trabajan con la NASA. En ese giro o cambio de nuestra estrella, ocurre el máximo del ciclo de las condiciones del tiempo solar.

La reversión del campo magnético, según Todd Hoeksema, director del Observatorio Solar de la Universidad de Stanford, tendrá efectos en todo el sistema solar. Con este cambio se podrían formar condiciones de tiempo en el espacio que se asemejan a una tormenta, pero en términos de radiación solar. “Los campos magnéticos polares del sol se debilitan hasta llegar a cero, posteriormente, emergen con una polaridad opuesta”, expresó el físico solar Stanford Phil Scherrer.

Al cambiar la polaridad, se puede producir dicha tormenta con rayos cósmicos peligrosos. Estas partículas cargadas grandemente de energía se aceleran en eventos como sucede en las explosiones de supernovas, o sea, cuando muere una estrella gigante. Dichas partículas atraviesan el universo a la velocidad de la luz y pueden dañar los satélites, incluso a los astronautas de la Estación Espacial Internacional. Los efectos de dichas tormentas solares se pueden sentir en todo el sistema solar, incluso más allá de Plutón.

El polo norte del sol ya ha cambiado su signo, mientras que el polo sur lo hará en unos meses. Cuando ambos polos se inviertan, comenzará la segunda mitad de la máxima energía solar. Los expertos han dicho que la máxima solar actual es la más débil en los últimos 100 años.

Por lo general, con el pico del ciclo solar aumenta la actividad con las manchas solares. Las regiones oscuras en la superficie del sol pueden producir erupciones solares, pero en este año se ha observado un menor número de manchas solares en comparación con las máximas de ciclos anteriores.

En fin, yo siempre me pregunto qué pasaría a la humanidad entera, en el hipotético caso que las actividades solares mencionadas lleguen a destruir los componentes vitales de muchos satélites, de los cuales somos cada vez más dependientes en la tierra.

* Escritor y Traductor. Aficionado a la Astronomía

rolando2@fulbrightmail.org