•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Humberto Ortega Saavedra se integró desde muy joven al FSLN. Es el más antiguo miembro vivo de lo que fue su Dirección Nacional. Principal estratega del triunfo revolucionario del 19 de julio de 1979. Fundador del Ejército y su primer Comandante en Jefe. A la derrota electoral de 1990 fue determinante la firma del Protocolo de Transición. Por varios años fui uno de sus más cercanos colaboradores, testigo de sus luces y sombras.

Recopilador de sus propias vivencias y experiencias, acucioso lector, apasionado conversador, Humberto ha publicado varios libros que contribuyen al conocimiento de nuestra historia por más de medio siglo. Su obra “La Epopeya de la Insurrección”, comprende desde sus orígenes familiares hasta un epílogo que titula “El Laberinto”. Tiene un desarrollo temático y cronológico, hace referencia a cantidad de hechos, fechas y nombres.

Humberto, en su carácter personal, no puede estar al margen del General de Ejército que acumulara tanto poder. Ahora ha sentido de nuevo el deseo de expresarse, en un difícil reto, cuando el autor es a la vez actor de la historia. Resultado, una obra titulada “La Odisea por Nicaragua”, en la que trata, en parte, los mismos temas que en su obra anterior, en forma de compendio, con un análisis de los gobiernos a partir de 1990, terminando con un llamado a la Nación y un compromiso ético y moral.

Esta clase de obras son polémicas, ya que en buena medida se trata de un testimonio personal. Después de julio de 1979, se publicaron varias obras de este género, hubo buena cantidad de entrevistas en periódicos y revistas, una verdadera competencia de protagonismo, sacándose en conclusión que el exagerado protagonismo es una forma de oportunismo, en busca de mayores cuotas de poder.

Se permitió distorsionar la historia, inventar hechos y disfrazar mentiras como verdades, cayendo en la exclusión de quienes con iguales o mayores méritos fueron marginados de la historia, a veces con fotomontajes, propios de los serviles y aduladores. La derrota electoral de 1990, vino de algún modo, a sosegar esa clase de ambiciones.

El libro de Humberto tiene el mérito de hacer un justo balance de los personajes de nuestra historia contemporánea. Merece ser considerado como una referencia del tema, una obra de necesaria consulta. Importante es que se revelan hechos, solo posibles de conocer, cuando son escritos por quien los ha vivido. Se trata, sin duda, de un valioso aporte a nuestra historia.

 

* Periodista-Historiador