•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En las elecciones presidenciales programadas en Honduras, donde es impedida la reelección y en Chile donde es permitida de forma alterna, se postulan sugestivos y populares candidatos. De triunfar la ex presidenta Michelle Bachelet el 17 de noviembre en Chile, enfrentándose a la ex ministra del trabajo Evelyn Matthei, sería reelecta de forma alterna. Sin embargo en Honduras el 24 del mismo mes, habrá un nuevo rostro en el Palacio José Cecilio de Valle. Por su parte Porfirio Lobo del Partido Nacional, anhela que el Dr. Juan Hernández ocupe su cargo.

El líder parlamentario enfrenta una fuerte oposición de la ex primera dama, Xiomara Castro, cofundadora con su esposo el ex presidente José M. Zelaya del Partido Libre y del abogado Dr. Mauricio Villeda del Partido Liberal. Ambas contiendas prometen ser picantes y reñidas, como “para alquilar balcones”.

La actualidad política iberoamericana nos manifiesta propensiones inequívocas hacia la acción de reelegir inmediatamente a un gobernante en funciones. Estas olas de transformaciones reeleccionistas comenzaron en 1993 y fueron promovidas por los ex presidentes Alberto Fujimori, Perú, Carlos Saúl Menen, Argentina y Fernando Henrique Cardoso, Brasil. Posteriormente Venezuela logro vía referéndums valerla de forma indefinida. En la acera de enfrente se encuentran; México, Guatemala, Honduras y Paraguay, donde sus constituciones prohíben la reelección y en Panamá, Costa Rica, El Salvador, Perú, Chile y Uruguay, está vigente la reelección alterna o ciclos intermedios.

Después de estas evoluciones constitucionales, percibimos el deseo de ex presidentes a postularse. Los detractores de la reelección, creen que el poder ejecutivo no debe concentrarse en pocas manos por mucho tiempo y no predominar sobre el legislativo y el judicial. Sus promotores señalan por el contrario, que es poco el tiempo y que son los votantes los principales árbitros para decidir si el gobernante debe o no continuar en su cargo. Hace 25 años eran poquísimas las naciones que mostraban interés en este tipo de sistema, como haciéndose eco del legendario pensamiento de Francisco Madero, ex presidente mexicano entre 1911 a 1913, cuando punteo “Sufragio efectivo, no reelección”.

Hay diversas formas populares de glorificarlas; la inmediata de “Continuismo”. La no contigua como “sucesión o ciclo”. Ambas han venido asumiendo vitalidad, gracias al evidente fortalecimiento del sistema democrático. Reflexionemos citando algunos ejemplos: En República Dominicana, el ex presidente Leonel Fernández fue elegido consecutivamente en 1996 y 2004. Después de forma alterna en 2008; Lula en Brasil y Álvaro Uribe en Colombia sucesivamente. Igualmente Rafael Correa en Ecuador y favorecido para un tercer periodo hasta 2016. En América Central, tanto Oscar Arias de Costa Rica, como Daniel Ortega de Nicaragua, fueron electos y después de varios años reelectos.

En el 2014 otro ex presidente, Elías Saca, estará en la boleta en El Salvador. La vigésima segunda enmienda de la constitución, permite aspirar a la presidencia solamente dos veces de forma consecutiva o alterna, tal como sucedió en 1885 y 1893 cuando Grover Cleveland, se convirtió en el vigésimo segundo y el vigésimo cuarto presidente de Estados Unidos.

La constitución en Argentina no permite a la presidenta Cristina Fernández Kirchner del oficialista Frente para la Victoria (FPV) reelecta en el 2011 con el 54 p/c del voto a reelegirse en el 2015, pero ya se discute en alta voz un posible plebiscito de acuerdo al resultado de los candidatos del FPV en las elecciones legislativas del 27 de octubre, donde actualmente son mayoría, aunque en las recientes primarias electorales fuerzas de la oposición fueron más votadas en 14 de los 24 distritos del país entre ellos; Córdoba, Santa Fe, Capital Federal, en ellas votan 20 millones de ciudadanos, el 25 p/c del padrón y en la populosa provincia de Buenos Aires, primordial con 11 millones, el 38 p/c del registro electoral. La derrota del “kirchnerismo”, ocurrió también en dos históricos bastiones; La Rioja y Jujuy, a pesar de obtener el 29 p/c del voto nacional.

Los políticos iberoamericanos se enfrentan diariamente, con otro fenómeno popular que toma protagonismo en varias naciones al sur del Río Grande, en forma de protestas masivas, cacerolazos o la llamada “calle cracia”. La presidenta Dilma Rousseff, bajó 27 puntos como resultado de las manifestaciones en las principales ciudades de Brasil, según una encuesta del periódico Folha de Sao Paulo, que entrevistó a 4.717 personas. Antes de las protestas su aprobación se elevaba a un 57 p/c.

Recurro en los fragmentos de la obra escrita por Simón Bolívar en 1828, a uno de sus profundos pensamientos que por su enseñanza, nobleza y principios gubernativos, nos pueden orientar a todos. Expresó el libertador: “Dadnos un gobierno en que la ley sea obedecida, el magistrado respetado, y el pueblo libre: un gobierno que impida la trasgresión de la voluntad general y los mandamientos del pueblo”. Hay dulce para todos.

 

* Consultor en comunicaciones y mercadeo