•   Granada, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En la provincia indígena de Nequecheri, la principal población indígena era el milenario pueblo de Xalteba o Jalteba, cabecera de la provincia y del cacicazgo de su nombre, del que dependían los cacicazgos de Diriá y Diriomo, y algunos otros cuyos nombres no resistieron el paso de los siglos.

Inicio con esa reseña histórica de la Monografía de Granada del doctor Julián N. Guerrero y de su esposa Lolita Soriano de Guerrero, como antecedente de ese asentamiento indígena antiguo, para que nos traslademos a las Fiestas Agostinas, que dan comienzo en el antiguo pueblo indígena de Jalteva, que según el ingeniero y lingüista Alfonso Valle, se deriva de las voces chorotegas o nahuatlacas: Xali, arenas o arena; telt, piedra y pan. El significado dice: Lugar de piedras arenosas.

Sin embargo, Guerrero y Soriano, en su Monografía de Granada, 1975, explican que “no hay datos de esas festividades”, pero hacen referencia a que eran Fiestas Patronales en honor a Santiago Apóstol (1751), y a la visita entonces, dicen los historiadores, del obispo Morel de Santa Cruz.

Nos remiten al relato del historiador e investigador, doctor Héctor Mena Guerrero, en referencia a las Fiestas Agostinas de Granada, entorno a lo descrito hace muchos años por el licenciado don José Gregorio Cuadra. Este ciudadano, que murió a los noventa años, precisó sobre un invierno fuerte que causó muchos daños y la gente estaba sorprendida y asustada, por lo que los frailes mercenarios, penitentemente, junto a los vecinos de la ciudad, recorrieron las calles acompañados por el pueblo jaltevano de aquella época, llevando un gran crucifijo en una marcha que concluyó aquel día 15 de agosto, según indican, del último tercio del siglo XVIII, frente a la Iglesia católica del barrio de Jalteva, donde le dieron gracias al Ser Superior por haber calmado las lluvias.

Desde entonces cada año se desarrollan esas fiestas en Granada y Jalteva, en honor a la Virgen de la Asunción, en ese barrio. A la imagen en mención también se le conoció como Nuestra Señora del Tránsito.

Registra la historia que un 5 de julio del año 1892, por Acta Municipal, se originó, podríamos decir oficialmente, un Comité de celebración de las Fiestas Agostinas, dedicadas a ese icono sacro en el barrio de Jalteva.

El Presbítero católico Silverio Cuadra, escribe un poema titulado A Nuestra Señora de la Concepción Patrona de Granada, aunque no tiene fecha, pero aparece en el libro Granada la desgranada, del doctor René Sandino Argüello. Historia-Poesía-Imágenes, segunda edición, PAVSA 2004.

En sus versos dice Cuadra: “De este pueblo eres alma, esperanza, vida y corazón /Quien de él se alejara y olvide tu rostro divino /Ya patria no tiene, ha dejado de ser granadino”. Se refiere el religioso a la patrona de Granada, la conocida “Conchita”, que se encuentra en el altar mayor de la catedral de esta ciudad.

La diócesis católica es Granada y tiene como tal a la imagen de la Virgen de Concepción, dicen los investigadores, la única obra de arte español del siglo XIII que existe en Nicaragua, y que es celebrada cada 8 de diciembre con mucha devoción popular, según el intelectual y periodista granadino don Enrique Guzmán.

 

* Periodista