•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A Adonis Jiron, In Memoriam.

 

En contra de lo que la estrategia comunicacional de la maquinaria de guerra occidental implanta en el cerebro de los ciudadanos de nuestro planeta, los acontecimientos en Siria no son resultado de procesos sociales o económicos de ese país, sino que son parte de un proceso geopolítico planificado por Washington y sus aliados, de la mano con las monarquías corruptas de Arabia Saudita y Catar, y el cual es parte de una “Hoja de Ruta”.

La estrategia de “caos controlado” les procura perpetuar su control sobre Oriente Medio, mediante la desestabilización, ejercicio practicado en Irak, Afganistán, Libia y recientemente en Egipto. Cayendo Siria, las compañías inglesas y norteamericanas asegurarían los derechos de ruta del lucrativo negocio de un eventual gasoducto que les permitiría exportar Gas a Europa desde Catar y otros países vecinos, eliminando el proyecto competidor del gasoducto Irak-Irán-Siria, que perjudica principalmente a Turquía y a los “jeques” de la región.

La conquista de Siria, facilitaría la posterior eliminación de Irán que sería eliminada como jugador de peso en la región por una coalición de países similar a la que invadió Irak, bajo el pretexto del “peligro nuclear”, adjudicándose de paso los ricos recursos del Mar Caspio y quedando abierta la puerta trasera de la Federación Rusa, permitiéndoles implementar la desestabilización de ese país a través del Cáucaso Norte.

El plan de Occidente de desmembrar a Rusia en pequeños estados, ensayado por la OTAN en Yugoslavia en 1999, ya no suena descabellado; occidente necesita acceder a las mayores reservas de recursos energéticos, minerales y forestales del planeta que se encuentran en los 17 millones de kilómetros cuadrados de la Federación Rusa. Por esta misma razón en 1941, Hitler decidió atacar a la Unión Soviética y no a Inglaterra, debido a que su maquinaria de guerra necesitaba de los recursos energéticos y minerales de ese país.

Pero Rusia es el único rival capaz de enfrentar y aniquilar la maquinaria de guerra de la OTAN, por lo que nunca se atreverían a enfrentarlo de forma directa, por tanto liberan contra esa nación una guerra de baja intensidad, fortalecen su cerco territorial y financian la quinta columna, elemento ya ensayado en Chechenia, con la hipótesis de que en el momento oportuno, podrían darse las condiciones necesarias para desintegrar a Rusia desde adentro.

Aun con el apoyo descomunal, los “rebeldes sirios” financiados y armados por Occidente se encuentran ante una inminente derrota, por lo que el ataque con armas químicas que sin prueba alguna Occidente se ha apresurado a imputar a Damasco, cierra perfectamente el telón para que se pueda implementar un plan de salvación de Occidente a sus aliados, para ello aceitan los misiles “made in USA” que el Presidente Obama, “Premio Nobel de la Paz”, transgrediendo el Derecho Internacional, pretende descargar “generosamente” sobre el pueblo Sirio.

Ante esta situación, un escenario posible de desenlace, es que el ataque aéreo estadounidense (primer frente) sea de tal fuerza que arrase todos los sistemas de defensa Siria, lo que facilitaría la marcha de las tropas turcas y de la liga árabe sobre Damasco (segundo frente), permitiéndole al señor “Premio Nobel de la Paz” lavarse las manos de la sangre que se derrame en Siria.

Un tercer frente contra Siria lo abriría Israel, el cual ha disparado recientemente dos misiles balísticos que detectó el sistema de defensa de alerta temprana de Rusia, los cuales cayeron en el mediterráneo, lo que debe interpretarse como un primer “test” para conocer el estado de la defensa antiaérea Siria, ya que sería muy humillante para el señor “Premio Nobel de la Paz”, y no se lo perdonaría el pueblo norteamericano, que sus aviones y sus misiles “tomahawks” fueran abatidos por los sistemas antiaéreos sirios.

No obstante, es poco probable que los sistemas de defensa antiaérea sirios estén lo suficientemente actualizados para defenderse de la maquinaria estadounidense, que les supera miles de veces en cantidad y tecnología, ya que aunque la cara del ataque son los Estados Unidos, este estará respaldado por todos los sistemas de la OTAN y de la Liga Arabe.

Bajo estos acontecimientos, el pueblo sirio se debate entre la vida y la muerte, por el único delito de encontrarse en la hoja de ruta de Occidente. Casi olvidaba mencionar que en un derroche obsceno de cinismo, la troika franco-anglosajona (Estados Unidos, Inglaterra y Francia) declaran que es necesario bombardear Siria, con fines humanitarios.

 

* Msc. Especialista Económico.

jose.antonio.castaneda@gmail.com