•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

¡Los niños no son adultos chiquitos! La humanidad ha evolucionado para darles protección ante autoridades administrativas y judiciales en Nicaragua y otros países. “Existe un Interés Superior de los menores sobre el de los particulares”. Debe protegerse “su futuro” y evitar los conflictos de propiedad, alimentos, vivienda y otros, cuando esté de por medio el interés de los menores.

Los países con mayor desarrollo son los que más han invertido en la educación de su principal capital humano: los menores y su educación. Pasaron los tiempos en que había hijos del placer sin padres, y padres que por placer negaban a sus hijos y se lucraban de los menores.

Ejemplo: Un grupo de abogados quiso aprovechar un divorcio con hijos menores y aconsejaron a la mujer contratar la venta de la única propiedad con cuyas rentas garantizaba cumplir con los deberes familiares, pues estando mal inscrita a su nombre trataron con ella sabiendo esto, sin advertirle que “los contratos son nulos cuando son ilegales o de imposible cumplimiento”. El padre era ajeno a esta transacción, pero buscó en tiempo el derecho y cumplió con su deber.

De este contrato nulo con promesa de venta vencida y condiciones ilegales e imposibles, fraguaron un traspaso de dominio sobre el bien. La mujer, inducida por su amante y abogados, erró. Aceptó el adelanto de la venta al “precio de feria” que le proponían, y firmó promesa de venta; luego Escritura de Compraventa, que prepararon los abogados de los falsos compradores, condicionando el pago del 95% restante del precio, estableciendo que pagarían cuando un banco les diera crédito sobre la misma propiedad. Se aseguraron así que las rentas de los inquilinos sería administrada por ellos hasta que cumpliera con lo ilegal e imposible del contrato.

Moralmente, el derecho de menores está por encima del derecho a la vida de los padres. ¿Quién no daría su vida a cambio de la de sus hijos? La ley natural así lo demuestra. Aunque existan excepciones.

En años de juicio, los abogados se pagaron con las rentas diez veces el abono inicial y con más rentas seguían lucrándose en detrimento de los menores. Se impuso la ley y fueron desalojados, pero sin pagar lo que por ley deben aún a estos menores. La escritura de venta fue falsificada para cubrir las nulidades formales, suplantando términos en una escritura “cerrada”, sin conocimiento de la vendedora, cambiando uno de los papeles sellados por otro que no había salido siquiera a la venta por la Dirección de Especies Fiscales en el testimonio que les quedó. ¿Olvidaron acaso que los papeles sellados se cambian regularmente en precio, serie y numeración?

Moraleja: Tengan cuidado cuando contraten sobre bienes de menores, y más cuando estos garanticen deberes hacia ellos. El error inicial fue el divorcio, otro: inscribir la propiedad a nombre de la mujer. Y el de los abogados: ¡hasta da risa! Asesórense bien. Busquen Métodos Alternos de Solución de Conflictos. Negocien, medien, arbitren para ir creando la necesaria cultura de paz y armonía.

 

* Abogado litigante.