Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Sabemos que las transnacionales de la información promueven la desinformación. Sus titulares y el contenido de sus noticias se distribuyen por todo el mundo los 365 días del año. Las agencias de noticias son el mejor ejemplo de que no existe periodismo independiente, apolítico, apartidario, aséptico.

Hoy, son escasos los grandes medios de comunicación independientes. La mayoría ya no es independiente porque han sido comprados por magnates bancarios o empresariales; ésa ha sido la tendencia durante los últimos 20 años en Europa, Estados Unidos y América Latina. Existen verdaderos monopolios, “trust” o cárteles de la información. La verdad y la objetividad son trastornadas por los medios de comunicación masivos. Lo que las agencias de noticias dicen que debe informarse, pues eso se informa. Si las agencias de noticias califican de terrorista a alguien, a un grupo de personas o a un país, entonces, terrorista se queda a grandes titulares.

En español, nosotros acostumbramos decir: decenas de miles de personas se manifestaron, o bien, muchos nicaragüenses nos manifestamos en contra de la guerra de Irak. Sin embargo, es común en los cables de las agencias de noticias internacionales ver lo siguiente: centenares de miles de inmigrantes manifestaron en varias ciudades de Estados Unidos. Suprimen el “se” que antecede a “manifestaron”. En nuestro idioma diríamos: centenares de miles de inmigrantes se manifestaron…o muchos nicaragüenses nos manifestamos contra la corrupción.

Otro detalle consiste en el uso del “pero también”. Ésta es una traducción literal del “but also” en inglés. Expresión que debería ser traducida más correctamente al español como “sino también”. Éste es un ejemplo de traducción literal, errónea. Con mucha frecuencia leo en los medios de comunicación escritos los siguientes errores: así mismo en vez de asimismo; desvastador por devastador; desvelar por develar; mismo que o misma que por el mismo que o la misma que. Oportuno es aclarar que desvastador no existe; pero sí existe desbastador, que es la herramienta que sirve para desbastar (desgastar, disminuir, cercenar).

Por otro lado, la mayoría de las personas escriben tal vez con las dos sílabas separadas, aunque en el Diccionario de la Real Academia Española, versión actualizada en internet, aparecen las dos sílabas unidas (talvez). Ojalá y lo pudiéramos escribir de ambas formas. El “maybe” inglés corresponde a quizá, talvez o tal vez; y el “may be” significa “puede ser”. Si la mayoría habla o escribe de alguna manera, al pasar el tiempo la costumbre se impone porque las personas tenemos la tendencia a seguir a la mayoría. Y los ejemplos llegan a la mayoría, poco a poco, a través de los medios escritos.