•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Si algo no hay que olvidar es la poesía. A la poesía no hay que llevarla, es ella la que suda mis manos, abre mi pecho y lo rompe con palabras de vacío. La poesía atormenta la calma del reloj. Es una mujer con pies mojados y garganta profunda en la noche; soledad amarilla en la cama y vigilante en los pañuelos del invierno.

La poesía no sueña. La poesía no duerme. La poesía no tiene razón cuando no puede cantar. Ayer, un nudo de vértigo. Hoy, yo no sé cómo arrima sus olas a la verdad de una silla.

La poesía no es fuego. Una luna en la punta del fuego que no cesa. En la playa, la poesía es un mar. En el mar, la poesía es una playa que nadie puede amar. La poesía es la huella. La realidad que no apunto con mi lápiz. En la poesía hay ecos de lugares, apariciones, heridas; silencios en la lluvia dormida.

La poesía no aprende en la salvación de la tormenta. En la tormenta, la poesía se derrocha como la luz de un grito. Es que la poesía no aprende en los rincones del huerto derramado. La poesía se gana la frente con el dolor de una abrumada sonrisa. La poesía se asombra con un flaco amanecer de hilos de oro.

La poesía es un ser vivo. La poesía es la ciudad que se aproxima a mi oído. Cuando lloro, el viento que descubre a la poesía se llama puerta de instantes y contemplaciones. Rumor de piedra en la noche helada. Cantar de copas en árbol de poesía.

Los hijos de la ternura se amamantan de la hierba simple de la poesía. Es inminente su cuerpo de adictos y coro de voces. La poesía se lee en libertad, en un bosque de tiempo para gozarla, en cartas de casas habitadas. La poesía es otra carta del caminante que lee su poema sobre el ardor de todas las campanas de la ciudad que huye. Como un cajón de sastre, triste, compasivo.

Después del mediodía, el vecino solo habla de poesía. La amante que ha leído en la sangre de la poesía, me acaricia. Muchacha de los ojos negros, acuérdate que te nombro en mi poesía. Es la poesía la que reúne todo el silencio de tu boca.

Como dice el poeta Ángel Guinda: “escribir como se vive”.

 

* Poeta y periodista.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus