•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

¿Existe un pensamiento político del líder Hugo Rafael Chávez Frías, sistemático y desarrollado por él durante su actividad como Político, o sea desde 1992, cuando cambió su naturaleza de ser militar a ser dirigente político latinoamericanista? Ya que su naturaleza humana no fue iniciada como intelectual o teórico político, de lo que se valió el dirigente fue de la palabra como método didáctico y único para desarrollar su pensamiento e ideario político.

Sus bases de formación adolecieron de esa oportunidad, como la de un Bolívar, Martí, Lenin o Fidel, o del propio Carlos Fonseca, quienes accedieron al sistema de educación superior, proveyéndolos de herramientas metodológicas que les facilitaron construir sus pensamientos en teorías dialécticas y sociales. Aunque tenemos una excepción por la coyuntura a la que se enfrentó: el General Augusto C. Sandino.

Chávez como ideólogo tuvo más éxito que cualquier teórico humanista o politólogo, ante las audiencias sectarias o populares; se erigía como un heraldo de la libertad de cada quien o de cada grupo, hasta de los Estados oprimidos por el capitalismo. Amado por muchos, respetado por la mayoría, nadie podía decir que se le odiaba, a no ser por la clase burguesa de su propia Nación, a la cual combatió con determinación, sin armas ni violencia, si no con el pensamiento.

En la batalla de las ideas fue el mejor alumno de su Maestro y mentor político, como ningún otro cuadro político pudiera llegar a tener. Fidel Castro Ruz fue para Chávez historia y cultura reflejada y contenida en un solo hombre; lo definió así: “Fidel es para mí mucho más que hermano… parafraseando a Neruda cuando le cantó a Bolívar: Padre nuestro que estás en la Tierra, en el Agua, en el Aire y en todo lo largo de esta latitud silenciosa”.

Esto repercutió en el pensamiento práctico y continental de Chávez, puesto que la proyección de la historia de Cuba con autodeterminación contra el imperialismo es una constante no solo para él, sino para los pueblos indoamericanos. Desde su llegada al poder, Chávez comienza a plantear los elementos de defensa de esa Tierra-Agua y Aire en Nuestras Latitudes. Es a partir de Venezuela y de las realidades histórico-productivas que se plantea el Proyecto Político y Económico de defensa de las soberanías de los países oprimidos por el capitalismo.

La América (india) para Chávez “ha empezado a cambiar y un nuevo rostro está definiéndose… Estamos viviendo tiempos cruciales, está muriendo una época y está naciendo otra época”, dijo en referencia a las Alianzas de los Estados y pueblos que comenzaron a organizarse en el ALBA, por cuanto sus organismos internacionales siguen nuevos presupuestos a favor de la región como unidad integradora y de defensa, en contraposición a la práctica hegemónica comercial de grandes transnacionales.

Esto surgía a partir del pensamiento de Chávez –que es pensamiento vivo de Bolívar, Martí, Sandino, el Che–, y se resucitaba a una América India, desde ahora independiente, latinoamericanista, anticapitalista.

Latinoamérica comienza el siglo veintiuno con un emergente impulso político, cultural y económico, gracias al pensamiento político de Chávez, de Fidel y la historia de Cuba y de todas las luchas de Nuestra América; síntesis necesaria para alcanzar la Libertad de la Colonialidad.

Ahora ha anclado en este tiempo-coyuntura gracias al receptor y ejecutor, Navegante de las Américas, que impregnó todos los rincones de nuestro Continente con su ejemplo revolucionario demostrado, reescribiendo y reconfigurando el camino político y económico de la Patria Grande y de un Mundo Multipolar.

 

* Abogado.