•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Ver a la bella y talentosa actriz Halle Berry en Cat Woman, sobre una Ducati Monster, nos hace pensar que algo de razón tiene su imagen de sexo & agresión, tratando de sobrevivir en una época que produce y se expresa de tal manera. Pero si la vida se debilita, la muerte se posesiona, contamina, corrompe y mata. Dios es reemplazado por una estúpida y miserable suerte de prostitución, robo, drogadicción, avaricia; y la opción de la muerte, cuyo objetivo es destruir.

Pero el nihilismo viene a alternarlos como una respuesta de ser en Paz, pero exponiendo la integridad física y mental en acciones extremas y suicidas de vida o muerte, provocando experiencias existencialistas.

Los motoristas con su artefacto de dos ruedas y un solo foco, cambian de parecer y de hechos, una vez que van y vienen adonde quieren llegar. Cabe recordar que al legendario guerrillero de la Revolución Cubana, Ernesto “Che” Guevara, le fascinaba viajar en motocicleta, al igual que Lawrence de Arabia. Conducir moto es como emular a esos personajes.

La moto es de naturaleza no viviente, o sea muerta. Aunque algunos sufren cuando la escuchan chirriar al consumirse el combustible que el motorista compra con el dinero de su alimentación. Siente cierto desgaste mental que la moto cojee por algún desperfecto. Es obvio que la moto no se dirige a un lugar determinado, sino, es que el motorista la conduce. Y cuando ocurre un inesperado accidente, el motorista sale herido, golpeado, fracturado o, parecido a un árbol, derribado y hecho pedazos. Y de la motocicleta no queda precisamente una obra de arte, más bien una pieza de desguace o una moto con menos valor porque quizá la poca garantía de su marca fue la causa del accidente.

Por las carreteras y calles de las ciudades populosas circulan millones de motos con sus respectivos conductores, y causa náusea, como en la novela de Jean Paul Sartre, ver al conductor solo o sin el casco protector, yendo a alta velocidad con su cuerpo mortal expuesto al espacio exterior.

En las pequeñas poblaciones rurales a veces hay hasta diez motos Suzuki, Honda, Kawasaki, Kayac, etc. Se parquean en las aceras de algunas instituciones como los caballos de vaqueros y pistoleros, amarrados junto a los salones de las películas y en un constante movimiento de entrar y salir.

El conductor en su moto supera la distancia en menos tiempo y sin la limitación de alguien que, sin moverse, contempla las ondulaciones de subidas y bajadas de la carretera. Para algunos el valor se mide conduciendo una moto a una velocidad prohibida y sin casco protector, aunque el valor es ser honrado sin lesionar al prójimo.

Pero la mezquina estructura de una moto solo está apta para el conductor y su mamá, o su papá, o su esposa o un “amigo”, que también se llevan en un caballo.

Los motoristas son los mismos y quizá en el futuro sigan vendiendo las mismas motos, pero habrá otros inventos que gasten menos; equilibrados con el medio ambiente y menos peligrosos. Porque lo importante es que Eros triunfe sobre Tanatos, como los instintos que descubrió Sigmund Freud en los humanos; o sea que la Vida triunfe sobre la Muerte.

 

* Maestro rural.