•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Señores representantes de MPeso: Cuando un sistema novedoso en su ejercicio natural pretende modernizar o perfeccionar un modelo habitual, es necesario ejecutarlo y acompañarlo con eficiencia, escuchando además las voces protagónicas de quienes al final decidimos adaptarnos o no a los cambios; cambios que en todo caso no deberían, bajo ningún argumento, ser por imposición, sino graduales, de modo que, con claridad y propiedad, el sentir de los beneficios no sean solo para una minoría.

Cuando un servicio es concebido en el seno de la responsabilidad, su mayor grandeza radica en la humanización del mismo. El tiempo será el artífice de escribir con la brillantez justa los actos y las decisiones que se tomen hoy. La conciencia de haber servido al pueblo con sabiduría es la ganancia máxima de toda inversión, con la certeza de ser ejemplos dignos para los hombres y mujeres del presente y del futuro inmediato.

Así que, ustedes como representantes de una empresa privada conocida como MPeso, y que actualmente nos brinda un servicio exclusivo en primer orden al pago correspondiente del pasaje del transporte urbano colectivo en la ciudad de Managua, por medio de una tarjeta “moderna”, electrónica y homéricamente recargable; están comprometidos verdaderamente a visualizar y desarrollarse con responsabilidad y eficiencia.

Tengan la plena seguridad de que, en base a estos cumplimientos, cada uno de los usuarios tendríamos confianza absoluta en ustedes, en el nuevo sistema de pago, y confianza hasta en las autoridades edilicias que al final autorizaron sus operaciones directas, confiando en “posibles acuerdos firmados”.

No veo la necesidad de imponer un servicio si este se brinda con calidad y calidez humana. Sería aceptada en cualquier parte del mundo, incluyendo nuestra hermosa Nicaragua. ¿O será que únicamente poniéndose en los zapatos de quienes hemos tenido alguna vez que soportar trámites engo-

rrosos innecesarios, tomarían conciencia de que las voces del pueblo deben de ser escuchadas y analizadas con la seriedad debida?

No todo está perdido, pero ustedes tienen la opción de seguir existiendo como empresa, sobre todo desde la perspectiva de nosotros, los usuarios, en base a un respeto mutuo; o finalmente colapsar en sus intentos fallidos.

Bendiciones.

 

* Poeta.

calizdelavega@hotmail.com