•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En el libro Historia de la medicina, Francisco Guerra (doctor en medicina, ciencias e historia, y catedrático de la Universidad de Alcalá de Henares, España), al abordar la dispersión del positivismo en América bajo el subtítulo Centroamérica, habla sobre la historia de la medicina nicaragüense a lo largo de un párrafo (p. 787).

Guerra señala: “Nicaragua estableció estudios médicos paralelos con Guatemala, durante el período colonial, pues el obispo Huerta Casas creó en León una cátedra de medicina y cirugía, cuyo profesor fue Francisco Quiñónez (1770-1830), graduado en Guatemala, en 1795, discípulo de J. F. Flores, practicante del Hospital San Juan de Dios. Dio clases en León desde 1811 hasta 1823, cuando pasó a Guatemala de diputado”.

Puntualiza Guerra: “Destacan clínicos distinguidos también en la vida política como Adán Cárdenas (1836-1916), nacido en Granada, que estudió en Génova y se graduó en Pisa, Italia. A su regreso a Managua fue ministro de educación, logró la libertad de enseñanza y dejó una gran labor educativa como presidente de Nicaragua entre 1883 y 1887. Continuó su obra Roberto Sacasa (1840-1894), nacido en Chinandega, que estudió medicina en París y fue presidente nicaragüense entre 1889 y 1893, un período en que logró grandes avances en la educación y las comunicaciones. Juan Bautista Sacasa (1874-1946), nacido en León, se distinguió tanto en la clínica como de profesor de la universidad de Managua; presidió la República de Nicaragua entre 1933 y 1936. Otro breve periodo presidencial en 1936 estuvo a cargo de otro médico, C. Brenes Jarquín (1884-1942), y finalmente un gran clínico y escritor, Leonardo Argüello (1875-1947), ocupó la presidencia nicaragüense hasta 1947 cuando fue derrocado por Anastasio Somoza (1896-1956); marchó al exilio en México, donde murió.”

Un error se lee cuando Guerra señaló “pero solo hasta 1941 volvió a existir enseñanza médica en Managua”. Pasó así desde 1823 hasta 1941, o sea, un periodo de 118 años que incluyó la fundación del Protomedicato el 20 de septiembre de 1848 y en los cuales la enseñanza médica se continuó en León. Lo que sucedió en 1941 fue la fundación de la Universidad Central de Managua, que junto a la Real y Centenaria Universidad de León y la Universidad de Oriente y Mediodía en Granada, eran las tres universidades existentes.

Roberto Sacasa no fue mencionado como el primer Decano de la Facultad de Medicina. Tampoco mencionó a Luis Henry Debayle Pallais (1865-1938), ni a Juan José Martínez Moya, fundadores de la cirugía moderna en León y Granada, a finales del siglo XIX, quienes estudiaron en París y Nueva York, respectivamente. Martínez Moya fundó la Escuela de Medicina y Cirugía de Granada, en 1916. Tampoco incluyó a Rosendo Rubí Altamirano, padre, pionero y fundador de la radiología en León, en 1902.

Fueron omitidos los Directores Supremos del Estado y médicos, José Núñez (1834-1835) y José Guerrero (1847-1848). Juan Bautista Sacasa fue derrocado dos veces del poder, una por un caudillo conservador (Emiliano Chamorro, en 1926), y otra por un caudillo liberal, que era su tío político (Anastasio Somoza García, en 1936), el mismo que desplazó del poder a Leonardo Argüello.

En realidad, a pesar de las omisiones y errores, que en un libro de la calidad de Historia de la medicina, de F. Guerra, aparezca un párrafo sobre la medicina de Nicaragua es todo un detalle, que los médicos nicaragüenses debemos agradecer al autor, a propósito de que el 25 de octubre se conmemora el Día del Médico en Nicaragua, día del natalicio de L. H. Debayle P.

 

* Médico.

colegionicaraguenseradiologia.blogspot.com