Augusto Zamora R.*
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La devastadora crisis económica y social por la que atraviesa la Unión Europea ha provocado un potente resurgir de partidos y grupos nazi-fascistas y ultranacionalistas, que es lo mismo.

En los años 30 del pasado siglo, las víctimas propiciatorias fueron gitanos, homosexuales, judíos y discapacitados. Unos 15 millones de ellos fueron a parar a los campos de concentración.

En este primer tercio del siglo XXI los inmigrantes han sido convertidos, en Europa, en las víctimas propiciatorias del nunca desaparecido nazi-fascismo. Incluso en la multiétnica Rusia.

El socialista gobierno francés expulsó, sacándola de la escuela, a una niña gitana kosovar. En esta misma Francia, el ultraderechista Frente Nacional aparece, en los sondeos, como segunda fuerza política. En Holanda, Austria o Suecia los partidos xenófobos viven un auge atronador.

Las sociedades en crisis quieren blindarse cargando contra los miserables entre los miserables. Ante tal fenómeno, la derecha “democrática” se queda muda, temerosa de perder más votos.

La pseudoizquierda europea, como la francesa, compite en mano dura contra la inmigración, como hacen tantos republicanos en EE.UU. contra la incontenible marea hispana o asiática.

Batallas perdidas, como tantas otras, del nazi-fascismo y la ultraderecha.

La historia de la humanidad en la historia de las migraciones. Desde que nuestros antepasados iniciaran, saliendo de África, el poblamiento del mundo. Lo que no significa bajar la guardia.

Preciso es estar atentos. El adversario no duerme. Y nosotros todo, menos dormirnos.

 

az.sinveniracuento@gmail.com