Lic. Carlos Ajax Fonseca Ramos
  •  |
  •  |

La XVII Cumbre Iberoamericana no fue mejor descrita, que por el vice-presidente de Cuba, Carlos Lage. Según Lage, la cumbre tiene validez porque se afrontó una realidad: “Las contradicciones que existen, y el momento actual que vive Latinoamérica”. El hecho que varios gobiernos de corte socialista se hayan alzado en Latinoamérica, da pie a una nueva manera de ejercer política. No solo hablamos de posiciones y contradicciones de carácter ideológico; sino de un nuevo protocolo de negociación, donde la hipocresía de los gobiernos neoliberales ha quedado al descubierto.

Es increíble que la camisa blanca que utilizó el presidente, haya sido foco de atención y noticia. Las declaraciones de Chávez y Daniel en dicha cumbre, responden a  realidades, guste o no, hechos son. El prejuicio que existe para con ellos, es más obvio que la gravedad misma. Es decir, que “Aznar es un santo y lo que dijo, nunca lo dijo”, pero claro es más importante “la camisa blanca”; también es mentira que en la embajada de España en Nicaragua se hayan reunido miembros de las fuerzas democráticas de extracción neoliberal, para conspirar contra el Fsln, y que todos amamos a Unión  FENOSA por ser la imagen de la justicia; pero claro, es más importante “la camisa blanca”.

Lo que pasa es que la derecha neoliberal y la neo derecha neoliberal (aparente neo izquierda)   –a través de sus órganos disfrazados- están malos, porque no se les sigue el juego, ni se baila al Son que ellos están acostumbrados a brincar. Malos porque por un Suite que no se utilizó. Malos porque Juan Carlos botó la gorra, “porque Daniel fue vulgar y no respetó la corona”. Esa corona, con todo respeto, se la pueden meter por el E.T.A. Los protocolos no son eternos, ni tampoco camisas de fuerza.

Por otro lado, un pobre que es un desdichado, un desgraciado, un desheredado, un infeliz, un necesitado, un paria; no ha tenido otra opción que no haya sido la del Fsln con la convergencia, y no me refiero a unos cuantos del norte que reúnen por allá Montealegre y Rizo, ni tampoco algunos conflictivos miembros de la ex –resistencia; sino la gran mayoría del pueblo que independientemente de su ideología o credo. El camino que ha recorrido el Fsln desde la derrota no ha sido un baile de primavera;  los gobiernos de Barrios, Alemán y Bolaños tuvieron su parte que todos conocemos y se les apoyo en su momento –aún- cuando ahora vemos consecuencias de la implementación de esas políticas (Privatizaciones y corrupción).

Los medios masivos –por su lado- ejercen un poder, que sería ingenuo pensar que no es dirigido (políticamente), por mucho disfraz (lenguaje) que le pongan. Aunque no conozco a todos en Nicaragua, se dice, que en este país todos se conocen. Aquí en Nicaragua tenemos la mala costumbre de  confundir lo personal con lo profesional, principalmente en las diversas esferas de poder y en general también; dando pie a actos de corrupción en todos los niveles. Esa ha sido la cultura.

Como comunicólogo peque muchas veces por lanzarme de psicoanalista, ahora sé que las cosas no son como pintan, y más aún es fácil dejarse llevar por lo que se aparenta y no por la esencia.  Porque todo es relativo, igual cualquier título de periódico o cualquier nota levantada, hasta este artículo de opinión; la objetividad la encuentra el que la busca con pasión (Mente y corazón), y no  el que con pasión la ironiza (Mente y estómago).
   
 Se dice: “Demagógico es el gobierno sandinista”, porque el lenguaje utilizado es sencillo y popular; porque Daniel te habla así, en plan Campeche; están malos; porque el lenguaje de la oposición es “la verdad”, que se resume en la utilización del miedo y odio, basado en los errores y circunstancias difíciles del pasado; donde nadie ha sido ganador. Todos somos nicaragüenses de la misma tierra.

Por tanto existe un Conflicto= Antagonismo. El egoísmo lo veo en la oposición de derecha neoliberal y en la neo derecha neoliberal, quien no deja caminar el proyecto del gobierno actual; por conflictos de personalidad e intereses de los mismos de siempre, que les ha chocado  la famosa camisa blanca. Igual –siempre- todos se sientan a negociar; lo que es normal y democrático.

Es decir, que la imagen del show es una cosa y el tras bastidores es otra, y los expertos en esto han sido muchos diputados que han saltado de partido en partido, para obtener siempre una invitación al famoso baile. Aquí lo que hay que hacer es bailar al son del pobre y no al son del rico. Es como lo que le contaba a una amiga; que tenía yo tres años de no conducir, y un día de estos tuve que tomar el volante otra vez. Fue más el miedo de encender el vehículo y arrancarlo, que el propio acto de conducir. La persona que me confío el vehículo lo hizo porque estaba lesionado, dándome la oportunidad y confianza de transportarlo; poco a poco lo recordé todo como la primera vez en la bicicleta o el primer beso. Que hubiese pasado, si el compañero que llevaba me hubiese metido miedo en la marcha; lo más seguro un accidente. Pero no fue así. Le resulté útil a esta persona, y logré vencer  una simple incógnita que aún guardaba. A veces lo que se necesita es una oportunidad de probar nuestras capacidades, lo malo es cuando esa oportunidad nunca llega, y si llega siempre sobra quien te la boicotee.

ocioversatil@gmail.com