Jorge Eduardo Arellano
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Uno sueña con la poesía, la siente, se apropia de ella para saltar al amor y entrar a la noche con palabras que se convierten en diálogo, en presencia y armonía desde y por todos los sentidos. Es que la poesía entre todas sus andanzas y caminos deja huellas firmes en el corazón que se atreve a pensar; abre surcos en los sentidos del alma y nos invita a desearla, crearla, buscarla y amarla.

Y es así porque la palabra es senda y se convierte en aroma. En el abrazo, en el beso. Es jardín intrépido y es fuente. También es agua regia para todos y por todos. Y en la boca de los enamorados la poesía es secreto íntimo. Es soledad, imaginación, libertad, pasión compartida en lo más alto de la voz: el poeta, el poema y la poesía que crecen cada día.

Qué difícil es ser poeta y vivir. Oscar Wilde lo dijo con aguda sentencia: la sociedad lo permite todo, pero nunca perdona al soñador. Y aquí es oportuno recordar a John Lennon y su célebre canción Imagine: “Puedes decir que soy un soñador, pero no soy el único, espero que algún día te unas a nosotros y el mundo vivirá como uno”.

En Nicaragua vivimos el fulgor del soñador, el despertar con ternura y felicidad social. La poesía es sombra y no martirio. La poesía es creación. La poesía es comunicación. Es el esfuerzo del cada día. La poesía es una insurrección, dijo el poeta Pablo Neruda, y no se equivocó.

La bella y pujante ciudad de Chinandega vivirá esa insurrección del 29 de noviembre al 2 de diciembre con la puesta en escena del Segundo Festival Centroamericano de Poesía, en honor a los formidables poetas Luis Alberto Cabrales de Nicaragua y Otto René Castillo de Guatemala. Dos poetas que salieron a la calle a predicar poesía. A ser poesía. A vivir en la poesía.

Durante el Festival se presentarán sus obras en ediciones populares como un derecho de palabra para democratizarla, y como parte de la integración de los pueblos. Igual se examinarán sus legados en mesas redondas, ponencias y documentales presentados por críticos literarios, poetas, biógrafos y familiares que aprovecharán el espacio de reencuentro cultural para dar a conocer textos inéditos de ambos autores.

La poesía está en todo. La poesía es una pipa, dijo el creador del surrealismo André Bretón. La poesía no se agota. La definición de la poesía es el poema. El poeta nunca está solo.

Nos apuntamos porque haya más festivales de poesía. Es necesario reconocernos en la poesía y compartirla. Somos gente de palabra y acción en la paz, en la unidad y reconciliación. Somos libres para amar y cantar. Tenemos libertad de palabra irrestricta. Cada día hacemos uso del derecho a la palabra. Cada día somos más poesía. ¡Viva el Segundo Festival Centroamericano de Poesía, Chinandega 2013!

 

* Poeta y periodista.