•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Estamos en la época de Navidad, ocasión perfecta para hablar de los regalos para los niños, y una de las principales decisiones que nos toca tomar es cuál es más conveniente para nuestros hijos, sobrinos, etc.

Analicemos si lo que estamos comprando son artículos que cumplen con altos estándares de calidad y seguridad (que no provoquen alergias, tóxicos), además de valorar la edad y preferencias que tienen los niños y no perder de vista el objetivo, que es la importancia del juego en el desarrollo, pues en cada etapa de crecimiento el juego debe cumplir un propósito, como son las del desarrollo del lenguaje, la motricidad táctil y visual en edades tempranas.

Para cumplir esa función de estimulación, a continuación señalo los clásicos juegos y juguetes reconocidos. Aquí la diferencia entre un juguete de pasatiempo y uno educacional.

Juegos sensomotrices: estimulan y desarrollan la psicomotricidad, dan noción del espacio, la superficie, el volumen, el tamaño, los sonidos. Son manipulables y motores, por ejemplo: la pelota, triciclos, móviles, espejos, tambores, guitarra, pianos, cubitos de madera, juegos de apilar, cajas de arena.

Los juegos simbólicos: estimulan la imaginación por medio de la imitación del mundo adulto, jugar a médicos, maestros, bomberos, etc. Ayudan a representar la realidad e incorporar situaciones cotidianas, aquí tenemos de ejemplo: libros, pinturas, muñecos, títeres, disfraces.

Juegos de construcción: estos dan una idea general del diseño, ayudan a la percepción espacial, ejemplo: los clásicos legos, plastilinas que ahora existen en variedad de diseños, además que apoyan la motricidad sopina (movimiento de pinzas con sus dedos y manos) cuando el niño trabaja en el ensamblaje y precisión de las piezas que da lugar a la creatividad propia.

Juegos de mesas: son juegos de grupos que fomentan la sociabilización y el desarrollo de las habilidades sociales, la memoria, la coordinación de respuestas y reflejos; estos tienen una dinámica de normas preestablecidas. Aquí tenemos de ejemplo: monopolio, temáticos de conocimientos sobre deportes, cultura, geografía, etc.

Otra opción, que es la más nica, es construir algunos juguetes caseros para regalar con materiales que son fáciles de encontrar en cualquier tienda de telas; el caso de los títeres de tela, muñecos, carritos tallados en madera, caballitos de cuero. También están los juguetes temáticos; por ejemplo, en los que puedes abordar sutilmente el reciclaje, realizándolos con diversos materiales como botellas plásticas, cartones, metales y madera. En algunos países existen fabricantes de juguetes dedicados a este propósito, a los que se les denominan “juguetes verdes”.

Los juguetes como desarrolladores de juegos que ayudan a organizar la mente al repetir la misma acción una y otra vez; en cada ensayo-juego se aprende una nueva experiencia que conecta con el funcionamiento del mundo que los rodea.

Hay otros tipos de regalos que no son materiales, sino acciones de bondad, generosidad, amor, compasión, que son ejemplos humanistas que construyen valores y aptitudes que emularán en el futuro, y son gestos en donde radica el verdadero espíritu de la Natividad.

Mi regalo es decirles que dejemos una huella aleccionadora, como es la tarea de participar en el aumento de la imaginación y creatividad. Alimenta el coeficiente emocional de tus niños con tiempo de calidad que les regales, apóyate en los juegos para construir niños talentosos y utiliza los juguetes como tu herramienta. ¡Feliz Navidad!

 

*Artista visual dedicada a la expresión infantil.

issatijerino@hotmail.com