•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El 28 de diciembre de 1913 nace en Koomwatla, Prinzapolka, Gustavo Wilson Bateman, hijo de Donmister Wilson Hodgson (1869-1958), natural de Bluefields, músico, pastor moravo, educado en Jamaica, y de Francella Elisabeth Bateman (1875-1969), natural de Jamaica. Los Wilson-Bateman formaron una familia de catorce hijos e hijas, todos(as) ellos(as) personas destacadas en los campos de la teología bíblica, la educación, la salud, la música, la administración.

Hadley, el hijo mayor, fue nombrado primer Obispo de la Iglesia morava de Nicaragua y Centroamérica en 1950; Laurette Elisabeth (1906-2000) fue la primera enfermera graduada del país, realizando una significativa labor en salud en las comunidades del rio Wanki. Gustavo contrajo matrimonio en 1939 con la señorita Lucrecia Aurora Narváez Navarrete (1917-2008), enfermera, natural de San Rafael del Sur, procreando a Norma, Jeanine, Francella y Gustavo.

Con una descendencia de 10 nietos(as) y 8 bisnietos(as), Gustavo egresó del Junior High School en el prestigioso Colegio Moravo de Bluefields, formándose asimismo como pianista y saxofonista. Viaja a Managua en 1932 para continuar sus estudios gracias a una beca promovida por el reverendo Arturo Parajón, pastor de la Primera Iglesia Bautista de Managua.

El profesor Wilson Bateman muestra en su historia de vida diversas facetas. Se destacó como director del Coro de 55 voces de la Primera Iglesia Bautista de Managua, de 1935 a 1947. Asumió la dirección del Colegio Bautista en 1966, sucediendo en el cargo al profesor Richard Piper. De modo que Wilson Bateman se convierte en el primer nicaragüense en asumir tan alta responsabilidad académica, además de cultivar una relación especial con el colegio como estudiante, profesor, inspector y dirigente nacional scout.

El profesor Wilson concluye su misión como director en 1980, legando al Colegio Bautista fundado en 1917, un alto prestigio académico, cultural y deportivo. De igual manera el profesor Wilson asume en el periodo 1973-78 el cargo de Ministro Ejecutivo de la Convención Bautista de Nicaragua, siendo el primer nicaragüense en ocupar dicho cargo, contribuyendo a la planificación de la obra bautista mediante el desarrollo de sus ministerios.

Wilson Bateman ha sido un profesor consagrado a una educación de calidad; riguroso, ético y con una alta disciplina personal. Fue uno de los pioneros del Caribe que en el campo de la educación, la música y teología, estimuló el diálogo, el intercambio y la cooperación hacia los objetivos de la integración nacional. Su misión educativa fomentó el diálogo de saberes, interpretando la historia, la cultura, la identidad, la dignidad y la mística de los pueblos del Caribe nicaragüense.

Wilson Bateman considera que la educación del siglo XXI debe enfatizar en los estudiantes, el estudio de la Palabra de Dios, el cultivo de la praxis del amor para el servicio y desarrollo de la comunidad. La formación debe ser más rigurosa, más científica, investigativa y ética, creando en el estudiante sentido de responsabilidad para administrarse a sí mismo y crecer como persona, como ciudadano(a), como profesional.

Este 28 de diciembre de 2013, el profesor Wilson cumple felizmente sus 100 años de vida, entre su familia, entre sus exalumnos, en la comunión de su iglesia y de su pueblo. Él vino, siendo muy joven, dejando su mundo, hacia una ciudad y una cultura desconocida, para formarse y formarnos; para discernir nuestra palabra y recibir de él la sabiduría de su pueblo.

 

* Rector Uenic-MLK.