•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Comienza el 2014 y las encuestas de opinión se manifiestan por doquier. Según CNN/ORC el 67% de los estadounidenses consideran que la gestión del Congreso es la peor de sus vidas y que han llevado al país por la dirección incorrecta. Durante la sesión legislativa 2013 el Congreso de EE.UU. aprobó solamente 60 leyes. Los resultados revelan que tanto hombres, mujeres, adultos mayores, jóvenes, pobres y ricos comparten la misma evaluación siendo los de la tercera edad, quienes mantienen más puntos de vista negativos en comparación a las mujeres y los jóvenes.

De los encuestados, el 54% piensa que el país va en dirección incorrecta y el 34% correctamente. La misma proporción considera que las políticas del presidente Barack Obama, no han sido beneficiosas. Los datos revelan que el 70% piensa que el Congreso número 113 es considerado el menos productivo en la historia. Es bueno resaltar que la asamblea del 2014 será más corta por las elecciones parlamentarias en noviembre para ocupar los 435 escaños de la Cámara de Representantes y una tercera parte de los 100 senadores en la Cámara alta. Casi nueve de cada 10 adultos desaprueba el desempeño de sus legisladores.

Por su parte, la encuesta de Associated Press-GFK, puntea que los estadounidenses consideran que ha habido una ligera recuperación en la economía y que los políticos no se han beneficiado de esto. La aprobación de Obama alcanza un nivel negativo: 58% desaprueba su faena. Las opiniones desfavorables hacia el Congreso no implican necesariamente un cambalache en la balanza del poder en 2014 en la Cámara baja, de mayoría republicana, ni en el Senado, de mayoría demócrata. Se necesitan 17 nuevos representantes federales, para que el partido del burrito pueda recobrar la mayoría y el partido del elefante precisa ganar 6 estados, para recuperar el preciado Senado y ofrecerle una enérgica oposición a Obama en sus últimos dos años de gobierno. ¡Así de sencillo!

Un tema en particular que interesa a Tirios y Troyanos, es lograr que se legitimen millones de inmigrantes. El Senado aprobó una iniciativa para su legalización, pero la Cámara no ha desafiado el tema. La aprobación de los congresistas solamente alcanzó 13% y no conoció límites partidistas: alcanzó 86% entre los demócratas, 88% republicanos y 84% independientes.

Mientras esto ocurre en el Capitolio, en la Casa Blanca el presidente Obama, obtiene una aprobación del 49% en la conducción de la política exterior, sobresaliendo sus calificaciones sobre los argumentos nacionales: sanidad, desempleo y la economía en general. El 40% aprueba su gestión económica. La atención médica, la aprueba el 39%. En cuanto a su desempeño, el 42% lo aprueba y el 58 % lo desaprueba. El rastreo de AP/GFK muestra que hay un deseo generalizado para apresurar la retirada del ejército de Afganistán, las que emergerán a finales de 2014 y que muchos miran con desconfianza el acuerdo provisional concertado con Irán sobre el programa nuclear.

El presidente Obama ha reiterado que 2013 no ha sido la peor de su presidencia, pero la aprobación según CNN/ORC de 41.0 % de su administración, alcanzó el nivel más bajo en sus cinco años de presidencia, desplomándose 14 puntos. Su apoyo está disminuyendo entre sectores demográficos específicos, como los jóvenes y las damas. Aparentemente Obama no considera que todo va mal y menciona constantemente en sus giras, el continuo crecimiento económico que ha logrado tras heredar una recesión económica en enero de 2009 y otros progresos.

Sobre el controversial “Obamacare”, el primer ejecutivo reconoció que quienes trataron de adquirir seguros a través de internet no disfrutaron una buena experiencia y otra de sus frustraciones fue, no lograr pasar ninguna de sus iniciativas prioritarias. Ahora espera pacientemente la oportunidad de enfrentarse cara a cara al Congreso y otros líderes, en su próximo discurso anual en el Capitolio Nacional, acerca del “estado de la Unión” cumpliendo una obligación constitucional, donde podemos asumir que planteará tener un “año de acción” entre el Ejecutivo y el Legislativo en cuanto a la reforma inmigratoria, nuevos empleos, extensión de beneficios para los parados, restricciones para comprar armas y alcanzar trabajando juntos, más progreso para todos y que él personalmente, será más agradable y cordial con la prensa.

Para compararla con otras investigaciones, los guarismos de la firma Real Clear Politics, que reflejan el promedio de varias de las más significativas encuestadoras estadounidenses, sobre la faena del presidente y congresistas en Washington, muestran así la tarea administrativa de Obama: 42.1 % aprueba, 53.5% desaprueba. Entretanto Reuters/Ipsos señala que el 40% aprueba y 53 % desaprueba; y Gallup, 39 % aprueba vs 53 % desaprueba. El promedio sobre la dirección que lleva el país, es: 29 % bien y 63.2% mal. Reuters/Ipsos señala el 20% conforme y el 62% inconforme. Referente al partido político que apoyarían los votantes en noviembre, para reelegir o elegir nuevos congresistas, el promedio de sondeos de RCP señala que el 42.5% lo harán por candidatos demócratas y el 42.0% por los republicanos. Finalmente, el promedio del trabajo de los congresistas es el 13.4% bueno y el 80.6% malo.

El famoso actor y comediante estadounidense Groucho Marx, nos dejó esta lapidaria frase, que bien puede recapitular lo que puede suceder este año en Washington: “La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados”. ¿Qué tal?

 

* Consultor internacional.